Se defienden los integrantes de la JCF de las críticas en su contra

SAN JUAN  – El presidente de la Junta de Control Fiscal (JCF), José Carrión, tercero, descartó el viernes enmendar el salario de la directora ejecutiva Natalie Jaresko, ante las críticas recibidas por la cuantía.

“No”, contestó Carrión, tercero, a la pregunta de si estaría dispuesto a revisar el salario de Jaresko.

La directora ejecutiva de la JCF, quien reside en Ucrania, está contratada para dirigir esa entidad por 2.5 millones de dólares en un periodo de cuatro años, que incluye reembolsos por transportación, alojamiento y alimentos cuando venga a Puerto Rico a trabajar.

De otra parte, el integrante de la JCF, Carlos García, se defendió de los señalamientos en su contra por supuesto conflicto de interés y de su rol en la deuda de Puerto Rico, que ahora controla fiscalmente.

“Es decepcionante que se tome información incorrecta y que se repita cuando la realidad no es así. Yo he cumplido con todas las formas de ‘disclosure’ y toda la información está claramente discutida en el informe que está radicado. También cansa que se achaque y se diga que yo soy responsable por 62 mil millones de deuda, cuando en dos años que estuve en el Banco Gubernamental de Fomento fueron menos de 2.7 billones el aumento de la deuda. Una cosa es refinanciamiento y que se haya asumido responsabilidad por cosas del pasado y otra cosa es lo que ha sido mi gestión”, expuso García.

En la conferencia de prensa, Carrión, tercero, destacó la importancia de que se viabilicen las Alianzas Público Privadas (APP’s), como motor de desarrollo económico e insistió en que colaborará con la comisionada residente en la obtención de fondos para el plan de salud.

La sexta reunión de la Junta tuvo como telón de fondo una manifestación de algunos estudiantes, personal docente y no docente de la Universidad de Puerto Rico, que culminó sin incidentes mayores.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.