Rosselló Nevares anuncia creación de la Comisión de la Igualdad y busca el voto presidencial

EL CAPITOLIO  – El gobernador Ricardo Rosselló Nevares anunció el jueves, la radicación de un proyecto de ley para la Representación Congresional de los Ciudadanos Americanos de Puerto Rico, mediante la designación de cinco congresistas y dos senadores al Congreso de los Estados Unidos.

Esta delegación constituirá la Comisión de la Igualdad y se trasladará hacia Washington para asumir la representación que le corresponde al Estado de Puerto Rico en la Cámara y el Senado federal.

“Con más fuerza que nunca reclamaremos al mundo que de manera inmediata debe comenzar un proceso de transición para cesar en Puerto Rico la imposición de cualquier condición territorial y colonial, en todas las modalidades e interpretaciones jurídicas, para encaminar a Puerto Rico en el menor plazo posible a la igualdad de derechos y deberes de un estado de la Unión bajo la Constitución de los Estados Unidos de América”, expresó Rosselló Nevares durante un mensaje en una sesión especial conjunta del Senado y la Cámara de Representantes.

Por su parte, el secretario de Estado, Luis Rivera Marín, destacó la vigencia de que en el Preámbulo de la Constitución el Pueblo de Puerto Rico declaró que la ciudadanía americana es uno de los “factores determinantes en nuestra vida”.

Asimismo, Rivera Marín dijo que “la ciudadanía de los Estados Unidos que desde 1917 adquirimos por el hecho de nacer en Puerto Rico hace que ser ciudadano americano sea parte integral de ser puertorriqueño. Si se dan cuenta, somos americanos porque somos puertorriqueños”.

Además, el gobernador apoyó otro proyecto presentado por el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, para establecer el voto presidencial en las próximas elecciones. Las piezas legislativas sobre la Comisión de la Igualdad, la celebración del plebiscito el 11 de junio y el voto presidencial forman parte de las iniciativas contenidas en el Plan para Puerto Rico y el compromiso para la descolonización de la Isla.

El primer ejecutivo hizo el anuncio de la presentación de esta medida durante la Sesión Especial con motivo del centenario de la concesión de la ciudadanía de los Estados Unidos de América a los puertorriqueños.

El gobernador, en su mensaje, rindió tributo al Regimiento 65 de Infantería y a todos los veteranos que han defendido las causas de la democracia y la libertad como parte de las fuerzas armadas de los Estados Unidos.

“El orgullo por el sentimiento patrio que sentimos los puertorriqueños va unido con el orgullo que sentimos por nuestra ciudadanía americana. Salimos hacia el mundo con la certeza que nos brinda esa ciudadanía; que nos abre puertas a nuevas oportunidades y que nos garantiza un retorno seguro a nuestra tierra”, declaró el primer mandatario.

Hace cien años, el presidente Woodrow Wilson firmó la Ley Shaforth-Jones, mejor conocida como la Ley Jones, la cual otorgó importantes derechos a los residentes de la Isla y, además, otorgó la ciudadanía americana a las personas que nacen en Puerto Rico.

El gobernador aprovechó el mensaje para destacar que esta conmemoración deberá servir como un estímulo adicional para exigir con más fuerza que nunca la igualdad derechos ciudadanos que corresponde a los puertorriqueños.

También recordó que el próximo 11 de junio los puertorriqueños tendrán la oportunidad de reclamar al Congreso de los Estados Unidos la igualdad de derechos ciudadanos mediante su participación en el plebiscito que se convocó por mandato de ley.

“Somos ciudadanos americanos, pero no votamos por el presidente que puede enviarnos a la guerra. Somos ciudadanos americanos, pero no tenemos representación con voz y voto en el cuerpo legislativo que decide en Washington asuntos vitales para nuestro pueblo; como la imposición de una Junta de Supervisión Fiscal en Puerto Rico”, sentenció el primer mandatario.

El gobernador también resaltó que la ciudadanía americana que poseen los puertorriqueños y que hoy cumple su centenario “es objeto de un discrimen que debe terminar. Los puertorriqueños, como ciudadanos de los Estados Unidos de América, hemos dado lo más preciado en defensa de los derechos democráticos de nuestra nación. Hemos dado la vida vistiendo con honor el uniforme de las fuerzas armadas de los Estados Unidos. Sin embargo, se discrimina contra los ciudadanos americanos que residen en la Isla, al no tener Puerto Rico los mismos derechos políticos que los cincuenta estados de la unión”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.