Presentan Ley para que víctimas de violencia doméstica testifiquen por circuito cerrado

EL CAPITOLIO  – El representante José Enrique “Quiquito” Meléndez presentó el jueves, el Proyecto de la Cámara 864 con la intención de enmendar la conocida Ley 54, “Ley para la prevención e Intervención con la Violencia Doméstica”, para que las víctimas de delitos bajo esta ley puedan brindar su testimonio fuera de sala mediante circuito cerrado sin la presencia física directa de sus agresores y demás público que se halle en el Tribunal.

Explicó que la Ley Número 54 del 15 de agosto de 1989 fue creada para proteger la vida, la seguridad y la dignidad de hombres y mujeres. A través de esta se propicia el desarrollo, establecimiento y fortalecimiento de remedios eficaces para ofrecer protección y ayuda a las víctimas, las alternativas para la rehabilitación de los ofensores y las estrategias para la prevención de la violencia doméstica.

“La violencia doméstica continúa siendo uno de los problemas graves y complejos que confronta nuestra sociedad. En el desarrollo de la política sobre este asunto, es preciso darle énfasis a atender las dificultades que las situaciones de violencia domestica presentan, particularmente a mujeres y menores para preservar su integridad física y emocional, procurar seguridad y salvar sus vidas”, dijo Meléndez Ortiz en declaraciones escritas.

“He presentado este proyecto para reafirmar el compromiso de este Gobierno de proteger la vida, la seguridad y la dignidad de hombres y mujeres víctimas de violencia doméstica. Este mal social continúa atentando contra la integridad misma de la familia y de sus miembros, y constituye una seria amenaza a la estabilidad y a la preservación de la convivencia de nuestro pueblo. Ante este panorama tenemos que continuar proveyéndole la seguridad a las víctimas para que se atrevan a denunciar y romper con estas conductas que en muchas ocasiones culminan con desenlaces lamentables”, añadió.

“Durante el año 2010 nuestro gobierno dio garras a los tribunales a través de la Ley 151 para que las víctimas de delitos sexuales no tuvieran que enfrentar físicamente a sus agresores en las salas y el proceso se realizara a través de sistemas televisivos de circuito cerrado. Lo mismo sucedió en el año 1998 cuando se aprobó la Ley 247 y se autorizó el mismo sistema cuando un menor de edad o personas con incapacidad o retraso mental sean víctimas o testigos en un tribunal. Confió que con la aprobación de esta medida sigamos avanzando y haciendo justicia por quienes más lo necesitan”, concluyó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.