Preocupado el Obispo de Arecibo ante atentado contra libertad religiosa

ARECIBO  – El Obispo de Arecibo, Monseñor Daniel Fernández Torres, envió el viernes, una misiva al gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló en la que, además de reiterarle su agradecimiento por la derogación de la circular de perspectiva de género, le manifestó su preocupación por el intento por parte de la Procuraduría de la Mujer de imponer esa ideología a las escuelas privadas.

“Como el responsable de velar por la catolicidad de los 13 colegios católicos que se ubican en los 16 municipios que compone la Diócesis de Arecibo, me preocupa en gran manera el Acuerdo Colaborativo Numero 2017-000066, sometido por la designada Procuradora de las Mujeres, ante el Presidente del Consejo de Educación Superior de Puerto Rico, según ha trascendido en las redes sociales. En el mismo, la designada Procuradora propuso imponer a las escuelas privadas de Puerto Rico la ideología de la Perspectiva de Género. Cabe destacar que esto constituye una clara violación a la libertad religiosa de nuestras instituciones, al intentar imponer una ideología que va directamente en contra de la fe y de las enseñanzas de la Doctrina de la Iglesia Católica sobre la que se fundamentan nuestras escuelas y universidades católicas”, dijo el Obispo al evocar una cita del Papa Francisco en la última encíclica titulada Amoris Laetitia.

Sostuvo que, dada la apertura gubernamental a la derogación de la circular, Monseñor Fernández Torres se mostró confiado en que el gobernador atenderá el asunto con la seriedad y prontitud que se merece.

La carta surge a raíz de la difusión en las redes sociales del Acuerdo Colaborativo Numero 2017-000066, sometido por la designada Procuradora de las Mujeres, ante el Presidente del Consejo de Educación Superior de Puerto Rico.

Como segundo tema, el Obispo destacó que tras la derogación presidencial de la directiva sobre baños transgénero, “nada impide que a nivel local se derogue también la carta circular número 24-2016-2017, que impone la política transgénero a los niños de Puerto Rico”.

“Dada esta acción de la designada Procuradora, le ruego reconsiderar si esta designación pudiera estar en contra del mejor bienestar de nuestros niños y de las promesas de respeto a la libertad religiosa contraídas en su plataforma gubernamental. Después de todo, las madres y mujeres cristianas también merecen una Procuradora que no actúe en contra de sus más profundas convicciones de fe, sino que, en contraste, esté abierta a escuchar y defender sus legítimos reclamos”, resumió el Obispo en la misiva.

Por otro lado, y en medio de la crisis fiscal que Puerto Rico vive hoy, el Obispo arecibeño hizo un llamado al pueblo católico y a todos los ciudadanos de fe a unirse en oración para que el Señor ilumine a todas las partes involucradas en el proceso decisional, de modo que se proteja la vida, la salud y los derechos humanos fundamentales de las familias puertorriqueñas y de los más vulnerables en el país.

Contáctenos

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.