Municipio de Guayama

La Contraloría de Puerto Rico emite una opinión advera sobre el manejo irregular de fondos públicos por parte de un recaudador auxiliar del municipio de Guayama. Por eso dichas recaudaciones no se realizaron de acuerdo con la ley y la reglamentación aplicables.

El Informe revela que un recaudador auxiliar se aprovechó de su puesto para su propio beneficio y no entregó a los recaudadores oficiales, ni depositó en las cuentas bancarias del Municipio, fondos por $5,706. Nuestros auditores identificaron además que se tardaba hasta 145 días en hacerle llegar lo recaudado a los recaudadores oficiales.

Un perito del Instituto de Ciencias Forenses examinó los recibos de recaudación manuales que el recaudador auxiliar no registró en el Sistema y concluyó que: fueron alterados en algunas de sus partes y que el mencionado Recaudador Auxiliar es el autor de la palabra VOID y de otras anotaciones realizadas en los recibos.

Estas situaciones se refirieron al Secretario de Justicia el 30 de noviembre de 2016 y a la Directora Ejecutiva de la Oficina de Ética Gubernamental de Puerto Rico el 1 de diciembre de 2016, para las acciones correspondientes.

Además de privarle al Municipio de fondos por estas acciones, se pudo haber configurado los delitos de falsificación de documentos, alteración o mutilación de propiedad, omisión en el cumplimiento del deber y malversación de fondos.

El Informe cubre el periodo del 1 de enero de 2011 al 31 de junio de 2014 y está disponible en www.ocpr.gov.pr.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.