Mujeres de Vieques se unen al paro en reclamo de vidas ‘dignas y prósperas’

VIEQUES – Un grupo de féminas de Vieques se unirá este miércoles, a las mujeres en Puerto Rico y decenas de países en un paro el Día Internacional de la Mujer, cuando llevarán a cabo una manifestación a las 11 de la mañana, frente al correo en Isabel II.
La activista Kathy Gannett, una de las organizadoras del paro, expresó a través de declaraciones escritas que, “esto un reclamo por mejores condiciones de vida y en defensa de los derechos de las mujeres que están siendo atropellados por el gobierno de Puerto Rico y de los Estados Unidos. Las mujeres de Vieques han respondido con mucho entusiasmo ante esta oportunidad de unirse con las feministas de la Isla Grande para llamar la atención sobre la crisis y también exigir acción sobre la crisis de salud en Vieques”.
Por su parte, Elba Oquendo, presidenta de Vieques en Rescate, Incorporrado, expresó que “nuestra organización se solidariza con el paro, porque luchamos para una mejor calidad de vida para nuestras pacientes y sobrevivientes de cáncer, quienes son en su gran mayoría, mujeres”.
Al destacar como uno de los problemas que más atender, la portavoz de la organización Vidas Viequenses Valen, Myrna Pagán, sostuvo que, “es una tragedia que nuestra sala de parto haya sido cerrada hace casi un año. Las mujeres de Vieques tienen derecho dar a luz en la tranquilidad de su propia isla (municipio). ¡Que abran la sala de parto ya!”.
El paro en Vieques incluirá la repartición de una hoja informative que contiene algunos reclamos de las mujeres viequenses. En ésta, rechazan “las injusticias de la Junta de Control Fiscal, especialmente los recortes a Salud y Educación. Las mujeres viequenses se oponen a la venta de sus terrenos para pagar a los bonistas”, se reveló.
Otros reclamos mencionados son: la eliminación de la contaminación militar que causa enfermedades crónicas, incluyendo el cáncer y las malformaciones congénitas; acceso a especialistas; que se resuelva la crisis de transportación marítima, necesaria para poder llegar a citas médicas y otras diligencias vitales; acceso a servicios ginecológicos y medicamentos para la salud reproductiva; y tener comunidades seguras donde sus hijas e hijos puedan vivir en paz.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.