Legisladoras PNP claman JCF desista de atentar contra la estabilidad de la mujer trabajadora

EL CAPITOLIO – Las representantes novoprogresistas hicieron un llamado a la Junta de Control Fiscal, a través de la vicepresidenta de la Cámara, Lourdes Ramos, a que muestre mayor sensibilidad hacia la mujer trabajadora, que sería la más afectada si el organismo insiste en rechazar el Plan Fiscal sometido por el gobernador Ricardo Rosselló.
“El Plan de Rosselló es viable y no podemos mirar este asunto como una mera estadística sin reconocer, que es la Mujer la que sufrirá el mayor embate y discrimen si se aplican los requerimientos de la Junta”, sentenciaron en declaraciones escritas las legisladoras Ramos, María Milagros Charbonier, Yashira Lebrón, Jackeline Rodríguez, y Maricarmen Más.
Estas rechazaron la ‘visión’ de la Junta de imponer nuevos recortes a los servidores públicos, a las pensiones e incluso a la Universidad de Puerto Rico, ya que es el segmento poblacional de las mujeres el que vendría llevando la pesada carga de otro discrimen económico y atropello a sus esperanzas de superación, sostuvieron.
Ramos, quien preside la Comisión de Asuntos de la Mujer, dijo que la fuerza laboral está integrada mayormente por mujeres y que tan sólo en el servicio público, alcanza el 52% del personal. “No puede limitarse el tamaño de la fuerza trabajadora en perjuicio de la Mujer, ya que se reducirían drámáticamente los recaudos esperados por patentes, arbitrios y otros tributos fiscales. Es quien lleva el peso del sostén del hogar, máxime, que cuando es madre y jefa de familia, cubre todas las necesidades de sus hijos e incluso, de sus propios padres”, indicó.
En ese aspecto, limitar igualmente los beneficios de salud contenidos en la Tarjeta de Salud del gobierno, es para Ramos, tirar a miles de niños en edad preescolar y escolar, a ser víctimas fácil de las enfermedades que azotan al país, como el dengue, el chinkungunya y el zika. Además, el segmento poblacional de mujeres jubiladas y envejecientes que dependen de la Tarjeta de Salud, pondrían en riesgo los tratamientos de los que dependen su calidad de vida en esta etapa crítica por su avanzada edad.
En tanto, Charbonier expresó que el Plan sometido por el Gobernador fue trabajado con mucha seriedad y atiende de manera responsable los reclamos de la Junta, y a su vez protegiendo a las jefas de familia.
“La Junta debe sentarse para discutir diferencias. Si no acepta esta invitación al diálogo, entonces ya tenían otro plan y es nuestra obligación enfrentar sus pretensiones”, aseveró Charbonier.
Lebrón se enfocó en la educación de la mujer joven que busca romper el vínculo de dependencia, e ingresa a la Universidad de Puerto Rico a convertirse en una profesional para adaptarse a los retos del mercado tecnológico, de servicios y de salud, donde su participación se hace vital.

Rodríguez y Más, representantes por Ponce y Mayagüez, respectivamente, destacaron que si la Junta insiste en sus planes, habrá una “ruta del hambre” en la zona sur y oeste, ya que en estas áreas será mucho más rudo el impacto de estas arbitrariedades, por la escasez de empleos y alternativas de superación en estas regiones de la Isla.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.