Jenniffer González reclama acción a la Junta de Control Fiscal para evitar crisis en Medicaid

WASHINGTON – La comisionada residente, Jenniffer González Colón, le exigió a la Junta de Control Fiscal que cumpla con su propósito principal, de ayudar a Puerto Rico a balancear su presupuesto, asesorando al presidente de los Estados Unidos y al Congreso sobre la urgencia de sustituir los fondos federales dirigidos a atender la salud de médico indigentes, que se agotarán para finales de este año.
“De acuerdo con el Departamento de Salud federal, la falta de fondos requeriría la suspensión de la cobertura de Medicaid para más de 470 mil ciudadanos estadounidenses que la necesitan. Ello aumentaría la necesidad de servicios de salud, algo que el gobierno territorial no podría ignorar teniendo que asumir los costos. Esto le dificultaría al gobierno local poder cumplir con los objetivos de ahorro en el cuidado de salud que pide la Junta”, señaló González Colón, en declaraciones escritas.
González Colón alertó en una comunicación enviada el lunes a todos los integrantes de la Junta que si no se atiende la necesidad de fondos, se estaría hablando de la pérdida de 1.3 mil millones de dólares anuales en contribuciones federales al Medicaid, debido a que el llamado Obamacare impuso topes de otorgación de fondos a los territorios, no así a los estados.
La pérdida para Puerto Rico sería cerca del 80 por ciento de los fondos federales, lo que representa 44 por ciento del gasto total de Medicaid, indicó la comisionada residente.
Otra consecuencia que la expresidenta de la Cámara de Representantes subrayó en su misiva, es que esta situación pudiera inducir a una mayor emigración a los estados ya que los puertorriqueños tendrían acceso completo a los fondos del Medicaid, a más servicios que los programas locales puedan proveer y serían elegibles a más programas de ayudas federales que no están disponible en el territorio . “La emigración deprimirá aún más la economía de la Isla, lo que haría más difícil al Gobierno local poder balancear el presupuesto”, sostuvo.
González Colón aseguró que al igual que ella, muchos se han unido para concientizar a oficiales federales, miembros del Congreso y al propio secretario de Salud federal sobre la necesidad de atender la falta de fondos de Medicaid y estos aparentan entender la situación y desean atenderla. Sin embargo, indicó la comisionada, no se ha escuchado a la Junta abogar por los fondos, siendo ellos una voz de autoridad al ser responsables por el presupuesto de la isla.
Una vez, reclamó que la estadidad sería la diferencia para la Isla. “Puerto Rico no tiene los dos senadores, cinco miembros votantes de la Cámara de Representantes, ni los siete votos electorales para asegurar que sus necesidades sean atendidas; además, en primer lugar esta situación no existiría de así tenerlos. Puerto Rico sería tratado igual que los demás estados respecto a Medicaid y a otros programas federales. En Medicaid solo, esto proveería mucha más asistencia federal”, expresó González Colón.
La comisionada añadió que reconoce que la Junta simpatiza con la necesidad de reemplazar los fondos limitados que habrán de agotarse, pero fue enfática en dejar claro que es vital que también actúen asesorando oficialmente al Congreso y al presidente de los Estados Unidos de los problemas que se producirían si los fondos actuales no se sustituye.
“Un presidente los nombró a cada uno de ustedes y todos, menos uno, fueron nombrados por recomendaciones de líderes congresionales. Los oficiales federales tomarán sus consejos en la más alta consideración… y esto podría ser crucial. Por ahora, todo lo que saben de las cartas de la Junta al Gobernador es que, a pesar de su simpatía, ustedes han recomendado reducir el gasto en salud en la Isla. Estas prescripciones sólo pueden socavar el esfuerzo de evitar el precipicio en los fondos Medicaid. Por lo que, nuevamente, solicito respetuosamente que la Junta informe formalmente al Congreso y al presidente de los problemas que se producirán si el financiamiento actual en torno a Medicaid no se sustituye, dejando claro la disparidad actual que hay con los estados en Medicaid, así como lo peor, que sería una consecuencia de la inacción federal”, reiteró González Colón.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.