Hectáreas de coca en Colombia alcanzan cifra récord, dice EE.UU.

(CNN Español) – En 2016 en Colombia se sembró una cifra récord de hectáreas de hoja de coca: 188.000, según datos de la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de Estados Unidos (Ondcp por sus siglas en inglés), del Departamento de Estado de EE.UU., reveladas este martes por el Ministerio de Defensa de Colombia.

El ministro de Defensa colombiano Luis Carlos Villegas informó sobre estas cifras desde Bogotá afirmando que habían tenido acceso al informe de EE.UU., añadiendo que el potencial de producción de esas hectáreas era de 700 toneladas de cocaína pura.

Aunque el panorama parece desolador para la lucha contra las drogas en Colombia, Villegas destacó que el ritmo al que aumentaron los cultivos se frenó el año pasado.

“Eso quiere decir que tenemos unas cifras grandes y un reto muy importante por delante. Pero al mismo tiempo hay que decir que, entre 2015 y 2016 se rompió el ritmo de crecimiento que traían las hectáreas. Eso estaba creciendo entre 120 mil y 160 mil hectáreas de 2014 a 2015; y de 160 mil a 188 mil entre 2015 y 2016, es decir, un porcentaje cercano a la mitad del crecimiento que tuvimos el año anterior. Eso quiere decir que no perdimos tampoco el año 2015 y 2016”, afirmó el ministro citado por un comunicado del Ministerio publicado este martes.

El funcionario ratificó el compromiso del país en la lucha para erradicar los cultivos ilícitos e informó que lo corrido de este año se incautaron 64 toneladas de cocaína.

“Esto no es una sorpresa, pero sí es una noticia que significa un gran reto y un compromiso inmenso en la lucha contra los narcóticos”, dijo el ministro, citado por la comunicación.

Villegas señaló que en dos meses se conocerá otro informe de la ONU, “que es el que oficialmente toma el Gobierno nacional”, afirma el comunicado.

Precisamente otros informes ya habían reportado sobre este aumento en los cultivos, específicamente los de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), un cuerpo judicial establecido por la Convención Única sobre Estupefacientes en 1961 y adscrito a la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito de la ONU; y la DEA.

Según la JIFE, en 2015 hubo un pronunciado incremento de los cultivos de coca en Colombia.

El área dedicada al cultivo de esta planta que se procesa para hacer cocaína era de 69.000 hectáreas en 2014. En 2015, aumentó a 96.000, lo que muestra un incremento del 39% “y el doble del área cultivada en 2013”, señala el reporte publicado este jueves.

“Se ha reportado que las expectativas sobre las negociaciones de paz podrían haber contribuido a aumentar las esperanzas de los campesinos sobre los beneficios de programas alternativos de sustitución y hayan motivado que sigan sembrando cultivos ilícitos”, señala la JIFE.

“A esto se suma el cese de la erradicación por fumigación con glifosato por las autoridades, en 2015”, añade. En mayo de ese año, el Consejo Nacional de Estupefacientes anunció que suspendería esta práctica por solicitud del gobierno de Juan Manuel Santos, que señaló los peligros que ocasiona a la salud.

En el marco de los acuerdos de paz alcanzados entre gobierno y las FARC, se puso en marcha un plan piloto de sustitución voluntaria de cultivos en Antioquia, que ahora se ha extendido a otras regiones como Putumayo y Caquetá. La JIFE espera que esto ayude a la reducción de los cultivos ilícitos en ese país y que eso se vea reflejado en el informe futuro.

La DEA, por su parte, en un informe dado a conocer en diciembre de 2016, señaló que Colombia es la principal fuente de cocaína para Estados Unidos.

El documento titulado ‘Estimación de la Amenaza Nacional de las Drogas 2016’ (NDTA por sus siglas en inglés) asegura que Colombia seguirá siendo la fuente principal de suministro de esa sustancia hacia Estados Unidos.

El informe dice que las organizaciones criminales transnacionales (TCO, por sus siglas en inglés) de Colombia siguen impactando el mercado ilícito de drogas en Estados Unidos, “aunque no de la misma manera de las décadas de 1980 y 1990” pues los carteles tradicionales de la droga colombianos (como el Cartel de Medellín, de Cali y del Norte del Valle) les han dado paso a los carteles mexicanos para que se conviertan en los principales proveedores mayoristas en Estados Unidos.

El informe del Departamento de Estado será dado a conocer en su totalidad este martes.

Deje un comentario