“Hay que domar a la bestia Trump”

El expresidente de México vive una segunda juventud política como ariete en las redes contra el mandatario estadounidense

Vicente Fox durante un acto del Club de Madrid CORTESÍA

El expresidente Vicente Fox, de 74 años, quien gobernó México entre el año 2000 y 2006, recibe hoy martes en Guanajuato a los miembros del Club de Madrid, que reúne a intelectuales, académicos y seis expresidentes como Laura Chinchilla de Costa Rica y Jorge Quiroga de Bolivia, para debatir y proponer soluciones a la democracia en América Latina.

El primer presidente que rompió la hegemonía del Partido Revolucionario Institucional (PRI) con su sorprendente victoria en 2000 vive ahora una segunda juventud política gracias a Twitter y las menciones que le ha dedicado Donald Trump. En su nuevo papel como líder en la red social ha escrito tuits que han recibido 29 millones de reenvíos, casi el doble de los votos recibidos cuando se convirtió en presidente.

Pregunta. ¿Cuál es el estado de la democracia en América Latina?

Respuesta. Hay luces y sombras. Por un lado tenemos gente con la mirada en la pasada el populismo y la demagogia promovida por Castro, Kirchner o Chávez…que han dejado huella. El populista engaña a la gente y se trepa al poder de forma democrática y el mejor ejemplo es Donald Trump. Para enfrentarlos hay una recuperación de la transparencia y son una esperanza Macri o los jóvenes en Venezuela. Por último, hay un fenómeno nuevo que atenta contra la democracia y la libertad y que son los nacionalismos. Paralelamente, la corrupción es el gran talón de Aquiles en América Latina.

P. ¿Qué se siente que Alejandro Toledo, miembro del Club de Madrid, esté imputado por la fiscalía de Perú por corrupción?

R. No hay que juzgar hasta que no se pruebe culpabilidad tengo un gran respeto y amistad por el presidente Toledo y quiero saber qué paso. Aquí, en México, se menciona a Vicente Calderón por lo mismo (Odebrecht). Es importante que se aclaren las cosas y que, quienes arman este desmadre desde Brasil sean claros y no calumnien cuando no hay pruebas. Por otra parte, que bueno que en Brasil se hayan tomado decisiones profundas en materia de corrupción o Guatemala, donde la justicia ha llevado a presidentes a la cárcel. Yo quisiera ve eso en mi país y en el resto de Latinoamérica.

P. ¿Y la salud de la democracia en México?

R. Es una democracia muy consolidada y bien armada. Ha habido elecciones muy peleadas que fueron decididas por unos pocos votos y que nuestras instituciones han sabido resolver

P. Democracia consolidada, pero han sido asesinados tres periodistas en un mes. El silencio se ha impuesto en amplias zonas del país.

R. La democracia está sana, pero en las libertades y la corrupción está el meollo del asunto. Hay que saber porque no son protegidos porque reciben amenazas o son asesinados. El Estado mexicano debe hacer más, mucho más. Eso no tiene que ver con la democracia, que es fuerte. Aquí hay gente que quiere impedir que se diga la verdad y pueden ser los ‘hombres malos’, que dice Trump, o los propios gobiernos locales, no tengo información.

P. ¿Es usted un símbolo de la democracia en México desde que logró en 2000 la caída del PRI?

R. Seria faltar a la humildad. Viví un momento en la historia donde estaba todo listo y a mí me tocó rascar para que aflorara la primavera democrática en México. El mérito está en la gente y desde 1968 había una lucha permanente en México para sacudirnos la dictadura de partido y la corrupción. Todo esto avanza hasta 1988 con políticos como Manuel Clouthier o Cuauhtémoc Cárdenas que le dan de palos a la piñata y a mí me tocó llegar y recoger los frutos.

P. ¿Cómo se ve en este nuevo papel de tuitero? Llamar a un presidente bestia, perdedor, sarcófago….no parece muy diplomático.

R. Yo trato con respeto a quien respeta. Ese hombre se ganó el desprecio del mundo porque es un promotor del odio y el conflicto. Hay que ser radical para lidiar y domesticar a la bestia y vamos a hacer que guarde silencio porque excita al mundo entero. Pero desde el principio sé que morirá por la boca y por mentiroso y bocón. Y esa va a ser su soga

P. Dicen que lo irrita especialmente

R. Ojalá se salga de sus casillas para que siga mostrando su ignorancia. Trump ganó a base de mentiras y del temor de la gente de EE UU, que ven terroristas hasta debajo de las piedras y opina que los mexicanos somos rateros y violadores. A todos ellos les gustó escuchar a Trump porque se sienten superiores. EE UU tiene que regresar a su grandeza y desprenderse de tipos como este, falsos profetas que llegaron al poder gracias al engaño a los temerosos. Es un enemigo de la humanidad.

P. Once años después de su entrenamiento con López Obrador, lidera las encuestas a la presidencia.

R. Es un mentiroso igual que Hugo Chávez y Nicolás Maduro (presidente de Venezuela), que plantea un modelo populista y demagógico del siglo pasado. México no va a votar a un líder como él. Es un país más serio y no podemos caer en manos de payasos como él. No lo veo posibilidades de ganar las presidenciales , pero Peña Nieto, el PRI y el PAN (Acción Nacional) han dejado un gran vacío que le da oportunidad de colarse a la presidencia. La elección a gobernador en el Estado de México (el 4 de junio) será muy importante y debe ser derrotado. Tiene que ser el Waterloo de López Obrador.

P. ¿Le ha decepcionado la gestión de Peña Nieto al que usted apoyó firmemente?

R. Ha habido errores graves en materia de corrupción de ahí su debilidad en las encuestas , pero logró sacar adelante pilares fundamentales del México del futuro; la reforma energética y la educativa. En el tiempo que le queda ya no podrá recuperar su imagen pero si puede hacer cambios para la historia como encabezar una gran cruzada anticorrupción, sacar adelante el tema educativo y consolidar la reforma energética, que es excelente. Su gran legado seria ver empresas perforando en aguas profundas de México.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.