Hawái decide ser el primer Estado en recurrir el nuevo veto migratorio de Trump

El recurso, que se presentará el miércoles, alega que el decreto mantiene los “mismos defectos constitucionales” que el primero

La terminal internacional, el lunes, en el aeropuerto John F. Kennedy en Nueva York DREW ANGERER AFP

Hawái ha decidido dar el paso. Será el primer Estado u organización que recurrirá en los tribunales el nuevo veto migratorio de Donald Trump, según documentos judiciales registrados este martes. Está previsto que la solicitud de paralización del decreto se presente el miércoles. La Fiscalía del Estado, en el que gobierna el Partido Demócrata, alega que el nuevo texto del presidente estadounidense mantiene los “mismos defectos constitucionales” que el anterior, según dijo a la cadena CNN Neal Katyal, el abogado que encabeza el recurso.

El republicano Trump firmó el lunes una orden ejecutiva que busca evitar el bloqueo legal de la anterior, que fue suspendida por un juez federal de Seattle a principios de febrero al tener indicios de ser inconstitucional tras un recurso presentado por el Estado de Washington. Un tribunal federal de apelaciones mantuvo después la paralización al desmontar el argumento del Gobierno de que el veto responde a razones de seguridad.

El nuevo decreto es más limitado: prohíbe la entrada a Estados Unidos durante 90 días a ciudadanos de seis países de mayoría musulmana y no a siete, y solo incide en las futuras solicitudes de visado, por lo que exime a residentes actuales o permanentes. También bloquea la entrada durante 120 días de cualquier refugiado. Entrará en vigor el 16 de marzo y no de forma inmediata como el primer veto, lo que desató el caos en los aeropuertos estadounidenses.

Según expertos legales, la nueva norma es más difícil de recurrir en los tribunales porque afecta a menos gente en EE UU y cuenta con más excepciones. Pero varias organizaciones sociales sostienen que sigue discriminando a musulmanes y están estudiando si adoptar medidas legales.

En una entrevista a la cadena MSNBC, el abogado Katyal argumentó que el nuevo veto sigue sin poder justificarse en motivos de seguridad y esgrimió que sobrepasa los requerimientos legales que se le pueden pedir a un visitante. “No se trata de que los malos chicos entren al país, sino que se trata de política”, dijo. “Lo que ha hecho el presidente está dramáticamente fuera de lugar respecto a las tradiciones y las leyes de este país”.

Ambas partes en el proceso judicial en Hawái han pedido que se celebre una vista antes de la implementación del decreto, el jueves de la próxima semana.

Hawái ya recurrió el primer veto migratorio de Trump, pero el caso quedó congelado después de que la Justicia federal decretara la suspensión en todo el país del cierre de fronteras. Otros 16 Estados se unieron al recurso presentado por Washington.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.