Gobierno procura sendas investigaciones contra alcalde de Guaynabo

LA FORTALEZA – El gobernador Ricardo Rosselló Nevares le solicitó el domingo, a la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, que investigue los alegados actos de hostigamiento que públicamente se le imputan al alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, mientras que la procuradora de las Mujeres anunció que revisará los protocolos en el Municipio.
“Le estoy solicitando a la secretaria de Justicia que se proceda a investigar los alegados actos de hostigamiento que públicamente se le imputan al alcalde Héctor O’Neill; las circunstancias en que se produjo el llamado acuerdo entre las partes y el origen de los fondos con que se pagó dicha transacción”, sostuvo Rosselló Nevares, en declaraciones escritas circuladas en horas de la tarde.
Además, anticipó que los hallazgos de la pesquisa serán enviados a la Oficina del Fiscal Especial Independiente, para que, conforme el ordenamiento legal, se proceda según corresponda. El primer ejecutivo enfatizó que en el proceso “se le deben garantizar los derechos a todas las partes”.
“El interés público reclama transparencia total en esta investigación y es responsabilidad del Gobierno asegurarse que las investigaciones se realicen correcta y diligentemente, garantizando los derechos de todos los involucrados en esta lamentable situación”, sostuvo el mandatario.
Entretanto, la procuradora Ileana Aymat Ríos dijo que la dependencia estará investigando los protocolos de hostigamiento sexual en el Municipio de Guaynabo, como requiere la ley que les creó, tan pronto como esta semana.
Además, hizo un llamado a los empleados municipales a que ofrezcan toda la colaboración necesaria a los investigadores de la Oficina de la Procuradora de la Mujer, de manera que se logre conocer si el Municipio cumple con las exigencias locales y federales en cuanto al hostigamiento sexual en el lugar de empleo.
“Las alegaciones en este caso, aunque generalmente dadas a la luz ya, levantan una preocupación sobre el modo en que el municipio maneja los procesos internos para atender las querellas de hostigamiento y la aplicación del protocolo. Ese protocolo se creó por una razón y es para evitar el abuso del poder sobre el supervisado. Es nuestra obligación asegurarnos de que el municipio cumple con estos protocolos, en todos sus niveles, comenzando con el alcalde. Para ello, recabo la mayor colaboración de los empleados y pongo a disposición del Departamento de Justicia los recursos con los que contamos para darle apoyo en este y otros casos que pudieran estar ocurriendo”, expresó la funcionaria, en declaraciones escritas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.