El día de San Patricio de los errores: Trump se equivoca con un proverbio irlandés…

Frente al primer ministro irlandés, el presidente estadounidense cita un poema nigeriano

Trump, el jueves, en el Congreso en el discurso del día de San Patricio FOTO: REUTERS | VÍDEO: EL PAÍS

Como cada año, la víspera de San Patricio fue un día de celebración en Washington. El primer ministro irlandés, Enda Kenny, acudió a la capital estadounidense a festejar en la Casa Blanca y el Congreso las raíces irlandesas de Estados Unidos. Se reunió con el presidente Donald Trump y la cúpula legislativa. Todos llevaban corbatas verdes y sonreían.

Pero era una visita incómoda para Kenny. Cerca de 40.000 personas habían firmado una petición a favor de que cancelara la visita anual a Washington. Durante la campaña electoral estadounidense, el primer ministro criticó el lenguaje “racista y peligroso” de Trump. Los emigrantes irlandeses, como ahora los mexicanos por parte de Trump, se sintieron en el pasado señalados por los estadounidenses.

Kenny fue diplomático el jueves en Washington pero lanzó algunos dardos velados a la política de mano dura en inmigración del republicano, cuyo vicepresidente y algunos de sus más cercanos asesores son de origen irlandés.

“Hay millones que quieren hacer su contribución a América, que quieren hacer grande a América”, dijo en alusión al lema electoral de Trump. Y reiteró su reclamación de que se ofrezca una vía a la legalización a los 50.000 irlandeses que se estima viven sin papeles en EE UU y corren el riesgo de ser deportados.

Fue, pese a todo, un día más de cordialidad que de divergencias. Eso sí, plagado de errores. En su discurso en el Congreso, Trump citó un “proverbio irlandés”: “Siempre acuérdate de olvidar a los amigos que se demostraron falsos, pero nunca te olvides de recordar aquellos que han permanecido contigo”, dijo.

Sin embargo, varios irlandeses en Twitter cuestionaron la autenticidad del dicho y otros sugirieron que era muy parecido a un poema del poeta nigeriano Albashir Adam Alhassan. Según la Casa Blanca, la referencia al “proverbio” llegó del Departamento de Estado. Por lo que ha trascendido, Trump apenas lee libros.

No fue el único error. Paul Ryan, el presidente del Congreso y de origen irlandés, sorprendió al sacar un vaso de pinta de Guinness al final de su discurso. Pero las redes sociales volvieron a entrar en ebullición. Era una “pinta despreciable” para muchos: sin la gruesa espuma blanca característica con la que se sirve una cerveza negra.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.