Comisionada residente también exige renuncia de alcalde de Guaynabo

SAN JUAN  – Puerto Rico- La vicepresidenta del Partido Nuevo Progresista (PNP), Jenniffer González Colón, se unió al reclamo del gobernador Ricardo Rosselló, quien el domingo le exigió la renuncia al alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, y de paso, condenó todo acto de hostigamiento hacia la mujer.
“No podemos quedarnos calladas. El hostigamiento sexual o laboral hacia la mujer no debe tolerarse en ningún ambiente de trabajo, en ningún círculo social. Es una triste realidad la cultura de poder machista donde aún en el siglo 21, se da. Actos como estos tienen que denunciarse siempre. Es la única forma de crear conciencia para erradicar esta conducta”, enfatizó González Colón, en declaraciones escritas.

La expresidenta de la Cámara de Representantes señaló que aún quedan lagunas en cuanto al acuerdo económico en el caso.
“La política pública de nuestro Gobierno es de cero tolerancia hacia el hostigamiento, por lo que el gobernador Rosselló hizo lo correcto al solicitarle la renuncia al alcalde de Guaynabo. Asumió una postura valiente al dar un plazo de 24 horas inicialmente, para que el alcalde explicara la transacción económica de la demanda. Si el gobernador no hubiera puesto ese plazo, hoy no estaríamos escuchando del alcalde”, sostuvo González Colón.
La comisionada residente en Washington contrastó la decisión del gobernador Rosselló con la de su predecesor, Alejandro García Padilla, quien indultó al exalcalde de Guayanilla, Edgardo Arlequín, convicto por acoso sexual.
Por su parte, en el marco del inicio de la Semana de la Mujer, este domingo la primera dama Beatriz Arreizaga, sostuvo que apoya las iniciativas de su esposo, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, para hacer valer los derechos de las mujeres en Puerto Rico.
En declaraciones escritas, Arreizaga afirmó que “en nuestro gobierno no hay espacio para el hostigamiento sexual, ni el abuso contra las mujeres; mucho menos impunidad para los que actúan en detrimento de la mujer. Celebremos la Semana de la Mujer dando ejemplo de nuestro compromiso con la igualdad y la defensa de la dignidad de las mujeres puertorriqueñas”.
La primera dama recordó que los derechos de las mujeres tiene validez, en la medida que el gobierno hace cumplir las leyes que los protegen. “En ese sentido, todos y todas las puertorriqueñas debemos reconocer las acciones que la Administración ha tomado para lograr la igualdad para las mujeres, sostuvo.
Arreizaga mencionó la creación del Concilio de Mujeres, así como lo que describió como una cifra sin precedentes de nombramientos de mujeres a cargos en el Gabinete constitucional y en la dirección de agencias del Gobierno, como muestra del compromiso del gobernador Rosselló Nevares con la mujer.
“Ese compromiso va mucho más allá de las designaciones a cargos en el gobierno. Ese compromiso se refleja en iniciativas legislativas y ejecutivas, como por ejemplo, la que busca garantizar igual paga por igual empleo; y la decidida defensa del gobernador para que se respete la dignidad de la mujer, combatiendo el hostigamiento sexual en el empleo y cualquier conducta impropia que atenta contra la honra de nuestras mujeres”, añadió la primera dama.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.