Cerrado el diálogo entre estudiantes y la administración de la UPR

San Juan – El tranque de acuerdo y diálogo continúa entre la administración de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Recinto de Río Piedras, debido a que no se llevó a cabo la reunión que estaba pautada con líderes estudiantiles, se informó el martes.
“Hoy, 28 de marzo (ayer) dio comienzo el paro en el Recinto de Río Piedras y, luego del Receso Académico decretado, no se ofrecieron cursos en la Institución. Seguido de una misiva por parte de la Rectora Interina, Carmen Rivera Vega, en la cual cerraba toda posible línea de diálogo con el estudiantado por la mera razón de que los representantes estudiantiles solo se podrían reunir a través de una videollamada”, expuso en declaraciones escritas Wilmarí de Jesús, presidenta del Consejo General de Estudiantes (CGE).

“Para mí no es sorpresa que nos cortaran las líneas de diálogo. Ciertamente, estamos atravesando una situación muy compleja y estamos haciendo lo mejor que podemos con el poco tiempo que tenemos. El que no se nos permitiera estar presentes en la reunión por videollamada es una falta de consideración y evidencia la falta de interés al diálogo y a la negociación por parte de la Administración”, añadió.

El martes inició el paro estudiantil aprobado por la UPR del Recinto de Río Piedras hasta el 5 de abril. Mientras, se pautó una huelga a partir del 6 de abril.

Durante el primer día se decretó un receso académico y administrativo por parte la rectora interina del recinto, Carmen Rivera Vega, para que el mismo sirviera como espacio para el diálogo entre líderes estudiantiles y el Comité Especial de Diálogo y Mediación del Senado Académico. No obstante, la rectora interina declinó de realizar el cónclave debido a que supuestamente la Presidenta de la CGE, expresó su negativa a reunirse personalmente y optó por ofrecer el diálogo vía telefónica.

Las labores académicas y administrativas de la UPR reanudaron el miércoles.

“Lamentablemente, como estudiantes no hemos recibido el apoyo integral de la Administración. Durante el proceso no se han podido establecer lazos de diálogo y negociación entre los diferentes sectores de la comunidad universitaria a pesar de que hemos estado, como siempre, dispuestos al enriquecimiento de las propuestas respetando los puntos de vista, cosa que la Administración no ha hecho”, concluyó de Jesús.

Los reclamos de los estudiantes surgen a raíz de los recortes impuestos en el plan fiscal de la Junta de Control Fiscal (JCF) de 450 millones de dólares a la UPR.

También buscan se evite una alza en la matrícula y exigen una auditoría a la deuda pública de aproximadamente 70 millones de dólares.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.