Trump evalúa sus opciones para responder al bloqueo contra su prohibición inmigratoria

La Casa Blanca evalúa todas las posibilidades para salvar el polémico decreto que le prohíbe la entrada a Estados Unidos a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

(CNN) – El gobierno de Trump aún no planea apelar a la decisión de la Corte Suprema de bloquear la prohibición inmigratoria, le confirmó a CNN una fuente cercana al tema.

La decisión de no ir al alto tribunal se produce cuando la Casa Blanca evalúa las diferentes opciones que tiene para salvar el polémico decreto sobre inmigración del presidente Donald Trump, indicaron las fuentes.

Todavía siguen considerando la posibilidad de presentar un decreto reformado. La fuente, sin embargo, advirtió que un nuevo documento pone en riesgo la actual demanda, pues se puede considerar “debatible”. Y eso es algo que el gobierno no quiere hacer porque cree que puede ganar en última instancia.

Tras el golpe decisivo de la Corte de Apelaciones contra el decreto de Trump de prohibir a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana entrar a Estados Unidos, el presidente prometió este viernes que continuaría la lucha en la corte y que la próxima semana revelaría nuevas medidas para la seguridad del país.

“Vamos a hacer todo lo que sea necesario para mantener nuestro país seguro”, aseguró Trump durante una conferencia de prensa con el primer ministro japonés, Shinzo Abe. “Haremos algo muy rápido que tenga que ver con seguridad adicional para nuestro país y lo estarás viendo la próxima semana”.

Pero el presidente no reveló ningún detalle adicional de sus planes en ese momento.

A bordo del avión Force One, Donald Trump habló con algunos periodistas, incluida Athena Jones de CNN, sobre el decreto de inmigración y los pasos siguientes. El presidente afirmó con certeza que ganará la batalla legal contra el bloqueo a la prohibición inmigratoria y reconoció que “la parte desafortunada es que toma tiempo”. También habló de la posibilidad “simplemente presentar un nuevo decreto”, porque necesita “velocidad por razones de seguridad”. Sobre los cambios aseguró que serían “muy pocos”, pero que le gustaría sorprender a los reporteros con la decisión que tomaría la próxima semana.

Frente a las medidas de seguridad separadas, el presidente insistió en que habrá “un control muy, muy fuerte. Yo lo llamo una investigación extrema y vamos a consolidar una fuerte seguridad en nuestro país. Vamos a lograr que las personas que vienen a nuestro país quieran estar aquí por las razones adecuadas”.

La Casa Blanca trabajará en “posibles cambios” para el decreto, señaló una fuente que mantiene contacto cercano con los asuntos de seguridad nacional que maneja la oficina presidencial. Otra posibilidad es redactar un nuevo decreto por sí solo, añadió otra fuente enterada del proceso.

En ese caso, nueva medida sería mucho más específica que la que se emitió hace dos semanas, añadió la fuente, como dejar explícito que no aplica a residentes permanentes legales.

Un funcionario del gobierno, también cercano al proceso, le aclaró a CNN que se está contemplando la posibilidad de emitir un nuevo decreto, o uno revisado, pero nada ha sido confirmado.

“Nada está fuera de las opciones”, explicó una autoridad de la Casa Blanca.

Las preguntas sobre el siguiente paso se han acumulado desde la tarde de este jueves, cuando la Corte del Noveno Circuito de Apelaciones se negó a revocar el bloqueo temporal contra decreto de Trump que prohibía la entrada a EE.UU. de ciudadanos de Iraq, Siria, Libia, Somalia, Sudán y Yemen por 90 días. Además prohibía por 120 días la entrada de todos los refugiados y restringe de manera indefinida la entrada de refugiados sirios.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.