Someten cargos federales contra antigua sindicalista de correos

SAN JUAN  – La fiscal federal, Rosa Emilia Rodríguez Vélez informó el martes que un Gran Jurado Federal del Distrito de Puerto Rico devolvió una acusación contra Amalia López Santiago, antigua tesorera del Sindicato Local de Trabajadores de Correos (APWU) Local 1070, por malversación de fondos de dicha organización sindical por un monto superior a 92.965,89 dólares.

“La Fiscalía de los Estados Unidos, en colaboración con nuestras otras agencias de investigación federales, continuará investigando y procesando a los dirigentes sindicales que abusan de sus posiciones de confianza”, dijo Rosa Emilia Rodríguez Vélez, fiscal federal por el Distrito de Puerto Rico.

La acusación le imputa a López-Santiago un cargo de malversación de fondos sindicales, un cargo de falsas declaraciones al gobierno federal, un cargo de robo de identidad agravado y cuatro cargos de fraude telefónico.

De acuerdo con la acusación, entre enero de 2008 y el 2 de junio de 2012, López-Santiago, que era el Tesorero de la Unión, autorizó pagos de sueldos y reembolsos por salarios y beneficios perdidos en su propio beneficio, La Constitución y los Estatutos de la Unión, por un total aproximado de 77.543,30 dólares. De conformidad con el documento de tarificación, presentó alegaciones fraudulentas de reembolso de salarios y autorizó duplicados o excesivos pagos de sueldos.

La acusación también alega que utilizó la tarjeta de crédito de la Unión en un supermercado mayorista local para comprar artículos personales valorados en exceso de 15,422.59 dólares sin autorización legal y emitió pagos de la cuenta bancaria de la Local 1070 de APWU para cubrir los gastos de esos artículos obtenidos ilegalmente. La Acusación alega además que, para ocultar el uso indebido y el robo de fondos de la Unión, López Santiago supuestamente hizo declaraciones y omisiones falsas en los informes financieros anuales de la Unión para los ejercicios 2008, 2009, 2010 y 2011.

Andriana Vamvakas, directora del Distrito de OLMS, dijo: “El desfalco de fondos sindicales no sólo viola la ley, sino que también traiciona la confianza de los miembros del sindicato que legítimamente esperan que sus funcionarios protejan y salvaguarden los fondos y activos de su sindicato”.

“Los que defraudan organizaciones civiles creadas para beneficiar a sus compañeros de trabajo y traicionar los valores que juraron proteger, enfrentarán la fuerza y ​​el alcance del sistema de justicia penal. El FBI se enorgullece de haber ayudado en esta investigación y reconoce la destacada labor del Departamento de Trabajo y la diligencia del Fiscal de los Estados Unidos en la identificación y erradicación de este tipo de conducta engañosa “, dijo Douglas Leff, director del FBI en Puerto Rico.

Este caso procesado por la fiscal adjunto Dennise Longo Quiñones de la Unidad de Fraude Financiero y Corrupción.

De acuerdo con los cargos, Amalia López-Santiago enfrenta penas potenciales de hasta cinco años de prisión por malversación o robo de bienes sindicales, hasta cinco años de prisión por falso testimonio al gobierno federal, un plazo mínimo obligatorio de dos años de prisión por robo de identidad agravado, y hasta un período de prisión de 20 años por fraude electrónico.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.