¿Qué empresas siguen apostando por México a pesar de las medidas de Trump?

Olalla Giménez / Noticias Telemundo

La bandera de México ondea en el Campo Marte de la capital mexicana.

– Rexnord, Caterpillar y Nucor son algunas de las que siguen adelante con sus planes en México
– La Casa Blanca remite una nota alabando las políticas de empresas como Carrier, Sprint o GM

Miami, Fl.- Algunas empresas estadounidenses, presionadas por la nueva administración Trump, están moviendo ficha en el país y en el extranjero. Trump se ha mostrado, en reiteradas ocasiones, durante su campaña a la presidencia y en las tres semanas que lleva al frente de la Casa Blanca, a favor de mantener las plantas de producción en Estados Unidos para prevenir que se pierdan puestos de trabajo en suelo americano.

A pesar de las medidas anunciadas por el presidente Trump, como gravar un 20% las importaciones procedentes de México, son varias las empresas estadounidenses que siguen apostando por mantenerse o implantar nuevas plantas de producción al sur de Río Grande, un país que está recibiendo el azote de la nueva administración.

Entre las compañías que han hecho oídos sordos a las nuevas medidas propuestas se encuentran la empresa Rexnord, con sede en Milwaukee, y dedicada a la fabricación de engranajes, cojinetes, válvulas y acoplamientos para equipos pesados y servicios de agua, entre otros.

Consumidores de EEUU, los más afectados por impuesto de 20% a México

Sus directivos aclararon la semana pasada, en el marco de una cita con inversores, que sus planes de expansión en México siguen adelante a pesar del impuesto del 20% que Trump quiere imponer a los productos fabricados en México.

“Evidentemente tenemos que revisarlos, pero llegado este punto, no vemos nada que nos haga pensar que el beneficio de la decisión tomada nos llevará a lamentarlo”, dijo su director general, Todd Adams, sobre la decisión de la empresa de cerrar su planta de Indianapolis y trasladar ese empleo a México y Texas.

El cierre de la planta el próximo mes de junio supondrá la pérdida de 300 puestos de trabajo. En 2015, Rexnord puso en marcha un plan para optimizar su cadena de producción y reducir su huella con el objetivo de reducir costes. Estas medidas le han supuesto a la empresa un ahorro de 30 millones de dólares.

Por su parte, el gigante de maquinaria pesada Caterpillar, con sede en Illinois, y el fabricante de acero Nucor, cuyos directores forman parte del comité que asesora a Trump en política industrial y de comercio, han manifestado que mantendrán sus planes de inversión en México.

Caterpillar tiene previsto trasladar algunos de sus empleos desde el estado de Illinois a Monterrey (norte de México). En los últimos tiempos la compañía ha reducido su plantilla en todo el mundo para mantener su viabilidad “en la mayor recesión en nuestros 92 años de historia”, dijo un portavoz.

Por el lado automotriz, Ford y General Motors (GM), que prometieron al presidente Trump crear miles de empleos en el país, siguen adelante con algunos de sus planes en México. GM, que invertirá 1.000 millones de dólares en sus plantas estadounidenses, tiene previsto mover sus operaciones en Detroit a México, un movimiento que también contempla Ford.

Esta última, anunciaba a principios de enero que cancelará los planes para hacer una fábrica de 1.600 millones de dólares en México e invertirá 700 millones en una fábrica de Michigan a medida que expanda su vehículo eléctrico y sus ofertas híbridas.

Nota de la Casa Blanca

La administración Trump divulgaba ayer una nota de “importante actualización económica”, en la que apuntaba que el mercado laboral en Estados Unidos se ha visto afectado en los últimos ocho años. “Pero ahora, ya hemos comenzado a traer nuestros trabajos a nuestro país. Hoy estamos emocionados de anunciar que Intel se ha comprometido a hacer una inversión de 7.000 millones en Arizona, creando 1.000 puestos de trabajo”.

En esa misma nota, la Casa Blanca sostiene que compañías por todo América están creando miles de nuevos trabajos cada día, pero como ejemplo de ello anotaba casos anunciados a finales de 2016.

La nota hace alusión a los 1.000 nuevos puestos de trabajo anunciados por Carrier a finales de noviembre; “los 8.000 que crearán y salvarán Sprint y OneWeb”, anunciados el pasado 28 de diciembre, y como tercer y último ejemplo, el caso de GM, que creará 1.500 empleos con una inversión de 1.000 millones.

El comunicado concluye recordando la promesa que Trump hizo a Estados Unidos: “regresar los empleos a América”. “El espíritu de optimismo que inunda el país está impulsando la creación de empleo, y es sólo el comienzo… Estamos poniendo a América a trabajar otra vez. Y con cada nuevo éxito, continuamos haciendo a América grande otra vez”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.