Primera Dama repudia acto de violencia de género y crueldad animal ocurrido en Lares

SAN JUAN  – La primera dama de Puerto Rico, Beatriz Rosselló Areizaga se mostró indignada el martes, ante lo que parece ser el más reciente acto de violencia de género en Puerto Rico.

Según informes de prensa, un agresor – sin antecedentes penales – la emprendió a golpes contra la víctima y además lastimó fatalmente al cachorrito de la dama, quien fue decapitado como parte del bizarro suceso.

“No vale la pena entrar en los detalles del cobarde acto del agresor, identificado como Luis A. Arroyo Arroyo,” dijo Areizaga en declaraciones escritas.

“Lo que sí vale la pena es concientizar a la población de las distintas y desviadas formas de manipulación en las que un agresor puede incurrir en su objetivo por controlar a la víctima. También es importante notar que un agresor en potencia no sólo es aquel que tiene una Ley 54 o antecedentes penales”, añadió.

“Aunque diversos estudios locales y globales apuntan a que la crueldad contra los animales de las víctimas en medio de un episodio de violencia de género es más común de lo reportado, no deja de ser horrendo que haya ocurrido, que siga ocurriendo y que pase aquí, en nuestra Isla”, sostuvo la Primera Dama.

Sostuvo que es igualmente de conocimiento público sus múltiples programas para hacer valer los derechos de la mujer, defender sus intereses en el lugar de empleo y establecer proyectos para proteger y echar hacia adelante a las víctimas de violencia de género y a sus hijos.

“Lamentablemente, este lunes nos levantamos para escuchar no sólo un caso nuevo de violencia de género, donde afortunadamente la mujer no murió, pero escuchamos además el desgarrador relato de la muerte de su cachorro chihuahua” dijo Areizaga. “Una persona que la emprende contra un animalito indefenso evidentemente tiene problemas mentales, problemas de manejo de impulsos y coraje, y muy posiblemente ya ha atentado contra el bienestar y la vida de otra mascota.”

“Me sostengo en que no nos va a regir la violencia,” dijo Rosselló. “Esto es naturalmente una tragedia, pero dentro de la oscuridad de lo macabro de los hechos, tengo la esperanza de que tragedias tan tristes como ésta hagan que las mujeres vean a lo que se exponen al lado de un hombre que ya ha mostrado señales de violencia, de amenza, de intimidacióm y de crueldad”.

La Primera Dama dijo nuevamente que es importante hablar y comunicarle a los seres queridos y a las autoridades si han sido víctimas de maltrato, están viviendo con un agresor y si consideran que estan en riesgo. De la misma forma sostuvo que es importante tener a la mano y darle a sus hijos, familiares y vecinos los teléfonos de las autoridades para que puedan alertar sobre incidentes violentos en caso de que ellas mismas no puedan pedir auxilio.

Los números a llamar son el 9-1-1 y la línea PAS al 1-800-981-0023.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.