Plan de Vivienda y alcaldesa de Canóvanas buscan alternativas para familias invasoras

CANÓVANAS – Más de cinco mil personas que residen en las comunidades invadidas Villa Hugo Uno y Dos, y Valle Hill de Canóvanas, pudieran ver un cambio a su realidad y en su calidad de vida, tras recibir el miércoles, la visita del secretario de la Vivienda y de la Alcaldesa.
La alcaldesa Lornna Soto Villanueva se reunió con el Secretario de la Vivienda (DV) y Presidente de la Junta de la Administración de Vivienda Pública (AVP), Fernando Gil Enseñat, para trazar un plan de trabajo. El objetivo es buscar alternativas a los cientos de familias. Expresó, en declaraciones escritas, que “estoy muy agradecida con la prontitud del Secretario de la Vivienda ha atendido nuestra solicitud en beneficio de estas cinco mil personas que viven en condiciones deplorables y muchas en condiciones infrahumanas. Ya hemos puesto en marcha un plan agresivo de trabajo”.
La ejecutiva municipal reclamó que la pasada Administración no le mostró mucho interés a dichas comunidades, y que fue para finales del pasado año fue que “logramos llegar a unos acuerdos, como el de (realizar) un estudio Hidrológico-Hidráulico (H-H), el cual serviría como base para identificar las áreas fuera de zona inundable y de esas áreas realizar una mensura y otorgar los títulos de propiedad de las residencias fuera de zona inundable y desconocemos si esos trabajos fueron realizados”.
Por su parte, Gil Enseñat explicó que “nos hemos dado cita aquí para saber cuáles son sus necesidades reales y evaluar la situación particular de cada uno. De esta manera, el Departamento de la Vivienda y la AVP podrán establecer planes de trabajo dirigidos a la posible obtención de fondos que ayuden a la actual situación”.
Los funcionarios realizaron un recorrido por dichas comunidades, establecidas en terrenos que fueron invadidos hace cerca de 29 años, luego del paso del huracán Hugo. Desde entonces, las autoridades federales establecieron una orden de ‘cero actividad’ a las agencias gubernamentales y municipales en dicha área, donde hoy ya residen sobre 5 mil personas.
Por esto las residencias no cuentan con servicio de la Autoridad de Energía Eléctrica y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillado, y el Municipio ha estado limitado solo al recogido de basura y otras actividades menores.
Otro asunto discutido fue el de residencias en desuso que pudieran ser declaradas como estorbos públicos. “Junto al Secretario de la Vivienda, hemos identificado sobre 60 propiedades. Hemos trazado un plan para lograr un acuerdo colaborativo entre el Estado y el Municipio de Canóvanas, con posibles casos que pudieran pertenecer al Departamento de Vivienda y así podamos disponer de ellas de forma eficiente en beneficio de los ciudadanos”. mencionó la alcaldesa.
Por ultimo, Soto Villanueva reclamó que hay disparidad entre los beneficarios del Plan 8 en Canóvanas y municipos adyacentes. “Si los comparan con otros municipios limítrofes, en Canóvanas solo se benefician 34 familias, y tenemos una lista de espera que sobrepasa los 200. Para (resolver) esto, ambas entidades estaremos reforzando los esfuerzos para aumentar el índice de participantes de este programa federal”, aseguró.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.