Piden espacio para que Oscar López no incumpla condiciones de salida de prisión

SAN JUAN – La familia y los custodios de Oscar López Rivera solicitaron el jueves paciencia para permitir que culminen las restricciones que tiene el exprisionero político, hasta el 17 de mayo a las 8:00 de la mañana.

“Entre las condiciones está mantener un perfil bajo. Y bajo quiere decir no paparazzi. Tenemos que pedirles paciencia, Oscar no puede ser entrevistado hasta el 17 de mayo. No puede hablar con la prensa, e insistir en que pueda hacerlo puede perjudicarlo”, dijo la abogada de López Rivera, Jan Susler en conferencia de prensa.

Entre las condiciones impuestas a López Rivera para permanecer en casa de su hija Clarissa, no puede tener ningún tipo de contacto público, no puede dar entrevistas, ni tiene permiso o pase para nada hasta que se cumpla con el término para la conmutación de la sentencia. No es requisito que tenga trabajo.

El congresista Luis Gutiérrez explicó que una vez López Rivera le pidió el pasado 29 de enero que intercediera para acelerar el proceso de llegada a Puerto Rico, el martes 31 de enero habló con el superintendente de la prisión y le expresó que se encargaría de los costos de transporte de López Rivera a Puerto Rico. El martes de la semana pasada, fue que se le comunicó oficialmente que se le entregaba la custodia y que hoy jueves había que recogerlo en la prisión de Chicago. Toda la conversación, así como el proceso de recogido y traslado se hizo bajo total confidencialidad, para cumplir con las condiciones impuestas.

“Hasta el 17 de mayo el sigue bajo custodia del gobierno federal. El estará con ustedes aquí el 17 de mayo”, expresó Gutiérrez.

Por su parte, la hija de López Rivera, Clarisa López, les pidió a los ciudadanos que respeten su hogar y eviten exponer a su padre a cualquier situación que ponga en riesgo su salida de la prisión.

“El 17 de mayo, él dará todas las entrevistas que quieran, pero nosotros necesitamos esa privacidad”, señaló.

Finalmente, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto mencionó que “lo que estamos pidiendo es que la mejor forma de decirle gracias a Oscar López Rivera es que se lo escriban por Twitter, por Facebook, tómese un ‘selfie’, haga un Whatsapp o un Facebook Live o corra un maratón. Pero no se pare frente a la casa de Oscar López Rivera con una vela a cantar Verde Luz, porque lo que va a suceder, es que vamos nosotros a violentar lo que queríamos. Si él espero 35 años por nosotros, esperemos nosotros 90 días por él”.

López Rivera llegó en un vuelo procedente de Carolina del Norte cerca de las cinco de la tarde a Puerto Rico, acompañado de su hija, su abogada, la alcaldesa de San Juan, el representante Luis Gutiérrez y la presidenta de la Legislatura Municipal de Nueva York, Melisa Mark Viverito.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.