Oscar López Rivera ya está en Puerto Rico

Luego de cumplir 35 años de prisión en cárceles estadounidenses Rivera regresa a su país para continuar su lucha independentista. | Foto: @prensafl

El líder independentista cumplirá el resto de su condena en Puerto Rico donde permanecerá en una cárcel hogar y podrá salir a trabajar.

El independentista puertorriqueño Oscar López Rivera llegó este jueves a Puerto Rico, donde permanecerá en una cárcel hogar, para completar su sentencia que expira el próximo 17 de mayo, luego de que el expresidente de Estados Unidos (EE.UU.) Barack Obama anunciara en enero el fin de su condena.

Las autoridades carcelarias de EE.UU. trasladaron a Rivera a la isla luego de cumplir 35 años en cárceles estadounidenses.

López Rivera aterrizó en un avión de la línea American Airlines alrededor de las 4H30 de la tarde (hora local) para trasladarse al hogar de su hija Clarissa, donde permanecerá en prisión domiciliaria mientras cumple su sentencia, según el medios locales.

“Oscar llegó a Puerto Rico pero lo sacaron por un area no visible y lo montaron en un vehículo y se lo llevaron sin que la prensa ni nadie más pudiera verlo. Iremos a la conferencia de prensa de las 8pm hora local”, informó la colaboradora de teleSUR en ese país, Perla Franco.

En su país, Rivera podrá salir varias veces al día para trabajar. Tras la decicción de la administración de Obama de liberar al independentista puertorriqueño, la alcaldesa de la capital San Juan, Carmen Yulín, ya había adelantado que Rivera tendría asegurado en su municipio un trabajo estable.

Antes de ser trasladado a su país de origen, Rivera había estado en varias instituciones penitenciarias estadounidenses, la más reciente fue la cárcel Terre Haute en el estado de Indiana, en el noreste de ese país.

El expresidente estadounidense conmutó el pasado 17 de enero de este año la sentencia de 70 años que se le impuso a Rivera. El independentista cumplió para ese entonces 35 años y ocho meses en prisión.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.