Confusión y reclamos al gobierno, en marchas contra Trump en México

Las marchas que se realizaron este domingo en México para protestar contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no sólo estuvieron marcadas por el rechazo a las políticas y amenazas del político republicano hacia los mexicanos

Ciudad de México (Expansión) – Las marchas que se realizaron este domingo en la Ciudad de México para protestar contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no sólo estuvieron marcadas por el rechazo a las políticas y amenazas del político republicano hacia los mexicanos. En ellas también se registraron numerosos reclamos al gobierno de México y una desorganización que generó confusión entre los participantes.

Dos contingentes recorrieron el centro de la capital. Ambos salieron al mediodía, uno del Auditorio Nacional —bajo el nombre #VibraMéxico— y otro del Hemiciclo a Juárez —con el nombre #MexicanosUnidos—. Menos de una hora después llegaron al Ángel de la Independencia donde, según los dos grupos convocantes, se tenía previsto entonar de manera coordinada el himno nacional en punto de las 14:00 horas.

Sin embargo, alrededor de las 13:30 horas un bloque empezó a cantar y esto confundió a los asistentes. Incluso, algunos comenzaron a retirarse, mientras otros permanecieron en el lugar en espera de la hora originalmente convenida. Finalmente, el himno nacional sí se entonó nuevamente 30 minutos después.

Lee: Así vivimos las manifestaciones de mexicanos contra Trump

Laura Elena Herrejón, de la agrupación Provecino y quien apoyó la marcha de #MexicanosUnidos, señaló que, a pesar de la desorganización, ella decidió quedarse para cumplir con la convocatoria a que se cantara el himno a las 14:00 horas. Además, criticó que los organizadores de #VibraMéxico no desistieran de plantear cuestionamientos al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto pues, en su opinión, las protestas debían enfocarse en Trump.

“Lástima que #VibraMéxico no pudo cambiar sus objetivos y unirnos en una sola marcha. La ropa sucia se lava en casa. No estoy diciendo que no estuviéramos de acuerdo en el objetivo contra Trump”, dijo en entrevista.

El activista Alejandro Martí, fundador de México SOS, consideró que la marcha sí sirvió para unir a la sociedad civil para luchar contra las políticas de Trump.

“El balance es superpositivo, me voy muy satisfecho, sintiendo que sí es una ciudadanía unida, que no andamos buscando confrontaciones con nadie”, dijo.

Por la tarde, la Secretaría de Seguridad Pública capitalina reportó que alrededor de 20.000 personas participaron en las marchas.

Reclamos a Peña y contra el muro
El contingente de #VibraMéxico empezó a reunirse en el Auditorio Nacional alrededor de las 11:00 horas y fue encabezado por activistas como María Elena Morera, fundadora de la organización Causa en Común; la académica María Amparo Casar, de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, y Francisco Rivas, del Observatorio Nacional Ciudadano. También hubo contingentes de académicos y estudiantes. Entre ellos estaba el rector de la UNAM, Enrique Graue.

Poco antes de comenzar su recorrido, un grupo de manifestantes cantó “Cielito lindo” y varios aprovecharon para no sólo repudiar las amenazas de Trump, sino para protestar contra el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto en México.

“No te distraigas, México, con muro o sin muro nos están robando la casa”, “Peña, corrupto, no robes mi futuro” y “Fuera Peña” se leía en pancartas y se escuchaba con frecuencia.

Además, hubo señalamientos a la escasa popularidad del presidente, según las encuestas, y críticas al canciller Luis Videgaray, quien fue nombrado en el cargo a principios de este año a pesar de que carece de experiencia diplomática.

Los reclamos al presidente y a su equipo de trabajo también quedaron plasmados sobre un muro montado frente al Ángel de la Independencia, en alusión a la barda fronteriza que Trump promete levantar.

En los días previos a las manifestaciones, el punto de si habría o no reclamos al gobierno mexicano dividió a los convocantes.

El contingente convocado bajo el lema #MexicanosUnidos partió del Hemiciclo a Juárez y fue encabezado por la activista Isabel Miranda de Wallace, dirigente de la asociación Alto al Secuestro, quien fue acompañada por Laura Elena Herrejón y por la activista contra la trata de personas Rosi Orozco.

En su trayecto, esta marcha hizo un alto en la Glorieta de Colón para gritar consignas a favor de la unidad del país y otras como “¡No al muro!” y “¡Trump, entiende, no vamos a pagar!”. Además, como ocurrió con las personas de #VibraMéxico, los manifestantes también cantaron “Cielito lindo”.

En algún momento, personas pasaron en bicicleta cerca del contingente y gritaron consignas contra Peña Nieto, a lo que la gente encabezada por Miranda de Wallace respondió con abucheos.

Eco en los estados
Las manifestaciones contra Trump también se replicaron en el interior del país.

En Monterrey, Nuevo León, miles de ciudadanos se reunieron en la Macroplaza, donde a las 14:00 horas se cantó el himno nacional. La mayoría de las personas iba vestida de blanco y portaba carteles con lemas como “Construyamos puentes, no muros”.

Entre los manifestantes estaban los rectores de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Rogelio Garza; de la Universidad Regiomontana, Ángel Casán; del Tecnológico de Monterrey, David Noel Ramírez, y de la Universidad de Monterrey, Antonio Dieck.

También marcharon al menos dos funcionarios del gobierno estatal, Manuel González, titular de Gobierno, y Cuauhtémoc Antúnez, de Seguridad Pública, así como activistas. Uno de ellos fue el presidente de Consejo Cívico Monterrey, Jorge Lozano, quien exigió al gobierno de Peña Nieto ser “muy transparente” en las negociaciones con Trump.

“Le estamos pidiendo que ponga los intereses de la ciudadanía antes que otra cosa, y le estamos pidiendo también que ya no seamos mediocres en el ataque frontal a la corrupción”, dijo.

En Aguascalientes, la marcha apenas logró reunir a entre 50 y 80 personas en el Centro Histórico. Ahí, los manifestantes extendieron pancartas con lemas como “Muros no, puentes sí” y exigieron “responsabilidad y transparencia” en la defensa de la soberanía de México.

Otras marchas se llevaron a cabo en Guadalajara, Jalisco; Morelia, Michoacán, y Villahermosa, Tabasco, entre otras localidades.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.