Juez federal dicta sentencia a amigos de Anaudi Hernández

SAN JUAN – El juez Pedro Delgado Hernández tiene a cargo dictar sentencia, este jueves, a varios coacusados en el caso de Anaudi Hernández, un empresario que mantuvo negocios con el Gobierno bajo la Administración García Padilla y que fue encontrado culpable por conspirar para obtener contratos y beneficios ascendentes a dos millones de dólares.

La primera fue la exdirectora de compras de la Autoridad de Acueductos (AAA), Sonia Barreto, quien deberá cumplir 12 meses de cárcel y tres años de libertad supervisada. Antes de ser sentenciada, Barreto pidió perdón a su familia. “A mi hermana, a mi familia que están ahí, que me perdonen. Nunca quise que pasaran por esto…Todos los días me pregunto cómo caí en esto… esa es la respuesta; esto absorbe. Yo estoy hoy aquí, pero allí está pasando ahora exactamente lo mismo”. Le dijo a los fiscales “lamento no haber podido contribuir más”.

La ahora convicta no tendrá que comenzar a cumplir la sentencia hasta dentro de seis meses, tiempo durante el cual colaborará con la investigación en curso.

Previo a dar a conocer la sentencia, el juez Delgado Hernández enumeró los benenficios que obtuvo Barreto del diseñador y cabecilla del fraude, Anaudi Hernández.

La exfuncionaria se declaró culpable ante la magistrado Marcos López por el cargo de conspiración para cometer fraude a un programa federal y fraude en sus servicios honestos, el 31 de mayo del 2016, después de que concretarse un preacuerdo entre su representante legal, Laura Maldonado, y los fiscales del caso Timothy Henwood y José Capó, con el fin de obtener una sentencia menor.

Barreto fue acusada de conspiración para cometer fraude a un programa federal y fraude en sus servicios honestos, fraude en sus servicios honestos y recibir soborno, según el pliego acusatorio original. Los últimos dos cargos fueron desestimados durante la vista de sentencia.

Según el acuerdo, contenido en el expediente del caso, la defensa solicitaría una sentencia no mayor de 30 meses de prisión. Mientras que el gobierno se reserva su derecho de pedir una pena de entre 63 a 78 meses de cárcel.

De haber enfrentado el juicio, a exfuncionaria se exponía una sentenciada de no más de cinco años de prisión, a una multa no mayor de $250 mil y a tres años de libertad supervisada.

Cabe señalar que en medio de la vista de sentencia, la licenciada Maldonado acusó a medios de comunicación de haber investigado la vida privadas de su clienta y que ello la afectó. Y que además, un reportaje sobre la vista de sentencia fue publicado después de que su representada comenzara en un trabajo nuevo, con el fin de redirigir su vida. El día de su cumpleaños, alguien dejó copia del reportaje en su escritorio, mencionó la abogada en sala.

Maldonado hizo la argumentación en un intento de que su defendida no fuera encarcelada, ya que uno de los fiscales se opuso al preacuerdo que incluía no cumplir en la cárcel.

Entretanto, Carlos Luna, quien trabajó en la empresa JM Professional and Training Group -propiedad del también convicto Javier Muñiz-, fue sentenciado a 12 meses de prisión y tres años en libertad supervisada,. Esto, después de declararse culpable por “intencionalmente y corruptamente, obstruir, influenciar o impedir una investigación del gran jurado, al proveer testimonio falso e inducir a error al gran jurado. La admisión la hizo el 28 de abril de 2016.

JM Professional and Training Group ofreció adiestramientos a empleados nuevos de la AAA, pagos por la Administración de Derecho Laboral (ADL), que dirigía otra exfuncionaria que resultó convicta en el mismo caso, Sally López.

Luna estuvo representado por el abogado Jason González, quien recordó en sala que su cliente estuvo un año en arresto domiciliario. “Ha sido un año bien difícil. No he podido ser parte de lo que estudié, que fue para ser sicólogo. He tenido tempo de reflexionar. Este ha sido el error más grande de mi vida. Ha tocado mi vida como profesional, vida personal y familiar”, dijo Luna en sala, antes de escuchar la decisión del juez.

Luna también fue acusado por obstrucción a la justicia y destrucción de récords. Estos últimos cargos serán desestimados durante la vista de sentencia, según el acuerdo al que llegó su representante legal y los fiscales Henwood y Capó.

De hecho, antes de que el juez dictada sentencia, Henwood recordó que el ahora convicto le mintió dos veces al gran jurado.

Otro de los acusados, Javier Muñiz, quien es representado por el abogado Francisco Rebollo. Su sentencia fue reseñalada para este 23 de febrero.

Surgió en sala que a Muñiz se le denegó la fianza por supuestamente amenazar a un testigo. Éste lleva en el Centro Metropolitano de Detención desde diciembre de 2015. Éste fue llevado nuevamente a la cárcel federal.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.