Discuten enmiendas a Ley que reglamenta el uso de bolsas plásticas en la Isla

EL CAPITOLIO – La Comisión de Pequeños y Medianos Negocios y Comercio, presidida por el representante Nelson Del Valle y la Comisión de Agricultura, Recursos Naturales y Asuntos Ambientales; presidida por el representante Joel Franki Atiles, iniciaron el lunes, la discusión del Proyecto de la Cámara 686, medida que enmienda la Ley 247, mejor conocida como la “Ley para la Promoción de Bolsas Reusables y Reglamentación del Uso de Bolsas Plásticas en Puerto Rico”.

“El proyecto será enmendado para que se propicie el uso de bolsas biodregradables. Con ello, se atiende la preocupación de este servidor y las de un grupo de comerciantes que me han expresado sus preocupaciones”, manifestó el presidente de la Comisión de Pequeños y Medianos Negocios y Comercio.

De igual modo, consignó que su interés es escuchar a todos los grupos interesados en deponer, por lo que las vistas proseguirán esta semana.

Los cambios propuestos por Del Valle a dicho estatuto van dirigidos a que se puedan utilizar bolsas biodegradables en los comercios.

De igual modo, el representante quiere fomentar el establecimiento de programas de reciclaje de bolsas en los establecimientos comerciales, a fin de promover el uso de bolsas reusables por parte de la ciudadanía y reducir el impacto al medioambiente que conlleva el uso de bolsas plásticas, pero haciéndolo todo, de forma práctica para los consumidores.

A la audiencia compareció el secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), licenciado Michael Pierluisi, quien recomendó que se propicie un esfuerzo de colaboración de todos los sectores, para mejorar una ley que cumpla con su propósito. Reconoció que el estatuto vigente tiene grandes retos.

Entre éstos, la educación y orientación, los costos adicionales que enfrentan los consumidores, las responsabilidades de los municipios, la fiscalización y las medidas que pueden adoptar los comerciantes para evitar el hurto; entre otros.

Por su parte, aunque la Secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, Tania Vázquez Rivera, reconoció la preocupación de Del Valle sobre el impacto de los cambios que impuso la ley al comercio y a los consumidores; expresó que, entre los valores comprometidos, el medioambiente es el más vulnerable.

Por ello, la Secretaria sugirió que se le dé continuidad a los programas de orientación para “seguir creando conciencia e ir cambiando los patrones de consumo de la ciudadanía hacia unos más amigables al ambiente”. A su vez, propuso que los esfuerzos de protección ambiental se administren desde una perspectiva preventiva.

A la vista también acudieron varias organizaciones y entidades que agrupan a pequeñas, medianas y grandes empresas, quienes expresaron su preocupación con la derogación de la Ley 247.

No obstante, tanto la Cámara de Comercio, la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA) y el Centro Unido de Detallistas (CUD), coincidieron en que la media presentada por Del Valle debe ser enmendada. Entre éstas, que la Isla cuente con un sistema eficaz de reciclaje, que se eduque a la ciudadanía sobre los beneficios de reciclar y que se consigne un compromiso para conservar los recursos naturales para las próximas generaciones.

De igual forma, plantearon la necesidad de que exista un mercado para poder manejar el producto que será reciclado.

Los portavoces de los comerciantes solicitaron que de la Asamblea Legislativa derogar la Ley 247, se deben proveer mecanismos y el tiempo suficiente para que los comercios puedan ajustarse y ordenar las bolsas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.