Desatendida la formación profesional de los maestros que enseñan en salones integrados según estudio

SAN JUAN – Nueve de cada diez maestros de la corriente regular en el sistema público atienden a, por lo menos, cuatro estudiantes de Educación Especial por grupo en salones integrados, se informó el jueves.

Diana Bernard, directora de la Fundación SM en Puerto Rico, comentó en declaraciones escritas sobre el alcance de la investigación: “Para la Fundación SM constituye una gran satisfacción la publicación de este estudio, que busca profundizar sobre las necesidades de educación especial en Puerto Rico. El desarrollo de la investigación ha sido un gran reto, el cual hemos asumido con rigor, sensibilidad y compromiso. Ponemos a disposición de toda la comunidad educativa estos hallazgos con el objetivo de que sirvan para provocar la reflexión y el análisis y ayuden al desarrollo de reformas a favor de una educación adecuada a la diversidad que caracteriza a la población estudiantil de nuestras escuelas”.

En las escuelas privadas, la mitad de los educadores tiene al menos dos estudiantes de Educación Especial por grupo integrado. Si bien la mayoría de estos maestros demuestra una gran disposición hacia la integración, expresan dudas sobre la capacitación y el apoyo que reciben para esta tarea.

Así se desprende de la investigación Educación Especial en Puerto Rico: Necesidades de formación profesional del magisterio, realizada por la Fundación SM en 2016, con la colaboración del Departamento de Educación, y presentada el 23 de febrero en la Universidad del Turabo. El estudio recoge la opinión de 600 docentes de corriente regular y más de 450 padres y madres de estudiantes del Programa de Educación Especial, para explorar qué preparación tienen los maestros no especializados en Educación Especial y qué implica esto para los alumnos. Para ello, se administró un cuestionario a una muestra aleatoria y estadísticamente representativa de estas poblaciones. Se añadieron entrevistas a especialistas y grupos focales con padres y docentes.

La integración se reconoce internacionalmente como un gran avance pedagógico para todos los alumnos, mas requiere unas destrezas particulares del docente, como explica esta investigación. “Corriente regular” se refiere a salones no especializados en Educación Especial atendidos por un maestro con preparación general en Educación o alguna especialización por materia. “Salón integrado”, por su parte, es una sala de corriente regular en la que se acoge a estudiantes del Programa de Educación Especial, para ofrecerle la ubicación menos restrictiva según su condición. Por otro lado, los maestros especializados en Educación Especial atienden a alumnos con condiciones que dificultan la integración, o trabajan durante periodos específicos con estudiantes de Educación Especial que luego se integran a grupos regulares para el resto de su día lectivo.

En la actualidad, cerca del 80 por ciento de los estudiantes adscritos al Programa de Educación Especial están ubicados en una sala de clase regular, cumpliendo con los procesos de integración ordenados por acuerdos judiciales y leyes de Puerto Rico y Estados Unidos. Según la investigación, maestros, padres, funcionarios del Departamento de Educación y representantes de las facultades de Educación coinciden en que esto representa un avance y, a la vez, un reto para los educadores, quienes necesitan nuevas destrezas para atender en un mismo salón a una población diversa. Esto se complica con el aumento de la cantidad de estudiantes diagnosticados con dificultades de aprendizaje, del que dan cuenta informes del Departamento de Educación.

La investigación profundiza además en las limitaciones de los currículos de las universidades y los programas de formación que el Departamento de Educación brinda a los maestros de salones integrados.

El estudio propone pistas para atender las necesidades de formación docente, acentuando el papel de los maestros para que los estudiantes del Programa de Educación Especial se beneficien de la integración que la ley les reconoce como derecho. La publicación estará disponible en internet en el enlace: http://sm-pr.com/la-investigacion-sobre-la-realidad-educativa.

Los hallazgos de esta investigación se discutieron durante la actividad de presentación en la Universidad del Turabo, en Gurabo. Un panel de expertos analizó los resultados; entre ellos, la doctora Yolanda González Román, especialista en Educación Especial y Diferenciada; el licenciado José Torres Valentín, abogado del caso Rosa Lydia Vélez frente al Departamento de Educación; la doctora Ada Hernández Guadalupe, directora de la Unidad de Estándares y Assessment del Departamento de Educación, y el doctor Rafael Aragunde Torres, secretario de Educación desde 2005 hasta 2008.

SM es un proyecto cultural y educativo con dos áreas de actuación plenamente integradas: la labor editorial de las empresas SM, dedicadas a la elaboración de contenidos y servicios educativos, publicaciones religiosas, y literatura infantil y juvenil; y la labor social de la Fundación SM, que destina los beneficios del grupo editorial a mejorar la calidad de la educación y a hacer llegar la docencia y la cultura a los sectores más desfavorecidos de la sociedad. En la actualidad, SM es uno de los actores más destacados del sector editorial iberoamericano, con un claro liderazgo en sus ámbitos de actuación. Su proyecto se afianza en cada uno de los nueve países en los que labora: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, México, Perú, Puerto Rico y República Dominicana.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.