Asociación de Alcaldes tilda de inaceptable proyecto que intenta controlar la Junta de Directores de COFIM

SAN JUAN – En lo que describieron como “otra acción inaceptable en claro menosprecio a los estatutos de la autonomía municipal y la representatividad de las mayorías”, la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico (AAPR) anunció su firme oposición al Proyecto del Senado 239 para cambiar la fórmula para elegir a integrantes del organismo rector de la Corporación de Financiamiento Municipal (COFIM).
En declaraciones escritas, el presidente de los alcaldes populares, Rolando Ortiz Velázquez, denunció que “este es el segundo intento de la administración Rosselló por secuestrar la democracia, atentar con la representatividad de la mayoría y lo que es peor aún, pretender que el Estado controle organismos que fueron creados para salvaguardar la estabilidad económica de los gobiernos locales. En el caso de COFIN, adscrita al Banco Gubernamental de Fomento, el Gobierno central pretende controlar los mecanismos de financiamiento para pagar o refinanciar las obligaciones de los gobiernos locales que se pagan por el impuesto al consumo municipal. Tanto el CRIM como COFIN, fueron creados para sustentar el desarrollo de todos los Municipios, no para discriminar contra unos en beneficio de otros”.
Ortiz Velázquez señaló que al igual que ocurrió con la ley que cambia la composición de la Junta de Directores del Centro de Ingresos Municipales (CRIM), ahora, a su juicio, toman por asalto a COFIM. “No sabemos si para estrangular el desarrollo socioeconómico de los municipios a cambio de identificar el dinero para pagarle a los bonistas”, denunció el presidente del organismo que agrupa a 45 alcaldes.
El portavoz de la AAPR censuró lo que catalogó como la forma “errática y atropellada” con que la Legislatura le está dando paso a medidas que atentan “contra los fundamentos de la autonomía municipal. Se está legislando sin ponderar consecuencias, sin análisis por parte de los afectados, sin vistas públicas y en la oscuridad de la noche, como el que está consciente que obra con insensatez”.
La medida, presentada en el Senado dispone que de los tres alcaldes que integran COFIM, dos pertenezcan al partido que ganó las elecciones, y no a la colectividad política con mayoría de alcaldías.
“La obsesión por controlarlo todo, y que prevalezcan solo los criterios del Ejecutivo en materia de política pública, está llevando a este gobierno a coartar la democracia. Da la impresión que en el Plan Rosselló no había nada para impulsar el desarrollo de los municipios y si para desarticularlos. En la AAPR estamos atentos a cada movimiento y no descartamos tomar acciones en los tribunales para detener esta carrera de obstáculos en contra de los ciudadanos de 45 municipios, que representan una mayoría contundente en el país”, sentenció Ortiz Velázquez.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.