Sepa el narcotráfico que no le vamos a dar tregua dice Rosselló Nevares

SAN JUAN  – El gobernador Ricardo Rosselló Nevares condenó el lunes, el comportamiento criminal de los responsables de una balacera ocurrida en las inmediaciones de la Escuela Evaristo Rivera Chevremont, ubicada en el residencial Vista Hermosa en San Juan.

“Vi las escenas donde los niños, auxiliados por sus maestras, se protegen bajo las mesas del salón de clases. Sepan los criminales responsables de atentar contra la vida de nuestros estudiantes y maestros que no les vamos a dar tregua en nuestro compromiso de devolverle la escuela y la comunidad a las familias de bien”, sostuvo Rosselló Nevares en declaraciones escritas.

“Estoy dando instrucciones específicas para que de inmediato, no solo se investigue lo ocurrido, sino que se actúe para proteger la vida de nuestros estudiantes y maestros. Sepa el narcotráfico que no le vamos a dar tregua en nuestro compromiso de llevarle seguridad a las familias puertorriqueñas”, declaró el gobernador.

De igual forma, el primer ejecutivo se comunicó con la profesora Rebeca Gómez, maestra de dicha comunidad escolar y responsable, junto a otras educadoras, de proteger a los menores durante la balacera.

“Mis respetos y admiración para esas maestras que valientemente protegieron las vidas de esos niños”, concluyó el gobernador.

“Dentro de todo lo lamentable del incidente me siento sumamente satisfecha y orgullosa del ejemplo que dieron las dos maestras de la escuela Evaristo Ribera Chevremont de Vista Hermosa. Demostraron un gran profesionalismo y, sobre todo, que están enfocadas en lo que es el bienestar de los niños. Es un honor tenerlas como parte del equipo del Departamento de Educación”, dijo la Secretaria de Educación, Dra. Julia Keleher, al reaccionar al incidente ocurrido en los alrededores de la escuela antes mencionada.

Ningún estudiante, maestro ni empleado de la escuela resultó herido y, tras pasado el momento, se continuó ofreciendo clases. No obstante, mañana en la mañana, personal de UNARE (Unidad de Atención a la Retención Escolar), así como la Consejera Certificada, un grupo de apoyo de trabajadores sociales, además de la sicóloga de nivel central, visitarán la escuela y acudirán a los salones para conversar con los niños y maestros como parte del protocolo que se sigue tras un incidente como el ocurrido hoy. De algún menor, maestro u otro empleado necesitar ayuda adicional, se procederá a ofrecerle ayuda individualizada hasta que la profesional de la salud emocional asegure que está de alta.

“Estoy segura que la gran mayoría de los maestros de Puerto Rico tienen el mismo compromiso con sus estudiantes y han reaccionado de la misma manera en situaciones similares. Quiero decirles que me siento muy orgullosa de todos y que estamos trabajando fuertemente para darle más herramientas y así continúen ofreciéndole a nuestros estudiantes todo lo que merecen: una educación de primer orden y todo el apoyo emocional que necesiten”, añadió la secretaria de Educación.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.