Senado aprueba “proyecto cargado a favor de la estadidad”, según el PIP

EL CAPITOLIO  – El senador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau dijo el jueves que el aprobado Proyecto del Senado 51 es un intento de llevar un proceso cargado a favor de la estadidad, razón por la cual le votó en contra a la medida.

“Como me temía, se jugó en las definiciones a la mas cargada. A que si usted vota por la soberanía, es básicamente decirle a la gente, que les quitamos los nenes, les quitamos el agua y come mas que una vez por semana. Es crear las condiciones descriptivas para que este pueblo sea explotado en sus prejuicios con respecto a la soberanía”, dijo Dalmau en su turno en contra de la pieza legislativa.

“Ante la ausencia de un diálogo constructivo real, ante la actitud de imposición manifestada, no le quepa duda a nadie, si finalmente este proyecto se aprueba y se convierte en ley, combatiremos las pretensiones anexionistas de esta administración. Ya pronto anunciará el PIP las acciones correspondientes que habremos de tomar”, añadió.

El Senado aprobó el jueves el Proyecto del Senado 51, medida que crea la Ley para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico y dispone los mecanismos para la ejecución de consultas electorales al amparo de la legislación federal vigente.

La pieza legislativa ordena la convocatoria a un plebiscito el domingo, 11 de junio de 2017; con el propósito de realizar un proceso que le permita al ciudadano expresarse en torno a la solución final del estatus colonial de Puerto Rico.

Esta herramienta jurídica plantea una consulta entre las opciones de Estadidad y Soberanía Separada de los Estados Unidos. En caso de que la Estadidad resulte favorecida por el electorado, se dispone el inicio inmediato de un proceso de transición para la admisión de Puerto Rico como un estado de la Unión en igualdad de derechos y deberes con los demás estados.

Si la opción favorecida fuera la Soberanía separada de los Estados Unidos, quedaría convocado automáticamente un referéndum que se llevaría a cabo el 8 de octubre de 2017, en el que los electores deberán escoger únicamente entre dos alternativas: la soberanía separada de los Estados Unidos, entendida como la Libre Asociación, o la Independencia.

Fue aprobado con 22 votos a favor, incluyendo el del senador independiente José Vargas Didot, siete votos en contra de la delegación del PPD, además del rechazo del independentista Juan Dalmau.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.