Rosselló Nevares firma orden ejecutiva que fortalece comunicación entre agencias de seguridad estatales, federales y la comunidad

SAN JUAN  – El gobernador Ricardo Rosselló Nevares, firmó el lunes, una orden ejecutiva para modificar el Centro de Fusión y establecer mecanismos que permitan el mayor flujo de información entre las agencias federales, estatales, locales y no gubernamentales para combatir la criminalidad y proteger la seguridad de los ciudadanos.

“La comunicación adecuada entre las agencias de ley y orden y las organizaciones no gubernamentales es vital para combatir el crimen de una manera efectiva. Este Centro de Fusión es una herramienta que prácticamente estaba en desuso y que nosotros vamos a potenciar en beneficio de la seguridad de la ciudadanía”, sentenció el primer ejecutivo en declaraciones escritas.

Con sede en el Cuartel General de la Policía de Puerto Rico, y según dicta la orden ejecutiva, “la función principal del Centro será la recopilación y análisis de información con el fin de prevenir y responder adecuadamente a amenazas a la seguridad pública, protegiendo a los residentes de Puerto Rico”.

Explicó que la orden ejecutiva se firmó en cumplimiento con la Ley Federal de Reforma de Inteligencia y Prevención del Terrorismo y establece que se debe promover “el más amplio intercambio de información entre el gobierno federal, el gobierno estatal, los gobiernos municipales y entidades no gubernamentales”.

El gobernador sostuvo que desde el 2007, el Departamento de Justicia y el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos solicitaron a los gobiernos estatales la designación de un Centro de Fusión que sirva como el punto de contacto para el intercambio de información. En febrero de 2011, y mediante orden ejecutiva, se creó el Centro de Fusión en Puerto Rico. No obstante, en 2013 se derogó esa orden de 2011, lo que modificó el ente y redujo la cantidad de información que formaría parte de este centro de fusión.

En tanto, la superintendente de la Policía, Michelle Hernández de Fraley, sostuvo que “la orden ejecutiva que creó el ‘Fusion Center’ ha sido letra muerta”. “Nos toca revitalizar y reestructurar el Centro de forma efectiva para que sea una herramienta mortal para combatir el narcotráfico y la lucha contra el crimen, tal como lo establece el Plan para Puerto Rico”, aseguró la jefa de la Uniformada.

Mencionó que el decreto emitido reorganiza y reestructura el Comité Ejecutivo del Centro de Fusión de Puerto Rico para que responda directamente al gobernador y quede integrado por: la superintendente de la Policía, la secretaria del Departamento de Justicia, los secretarios del Departamento de Corrección y Rehabilitación y del Departamento de Salud, el ayudante general de la Guardia Nacional, el director de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, y otra persona nombrada por el gobernador. Además, el Centro contará con el personal técnico, analistas y oficiales de seguridad que se estimen convenientes.

De otro lado, la orden ejecutiva detalla que las entidades federales que pueden participar del centro serán el Departamento de Seguridad Nacional, el Negociado Federal de Investigaciones, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, la Administración de Seguridad en el Transporte, el Servicio Secreto de Estados Unidos, el Servicio de Rentas Internas Federal, la Guarda Costera de Estados Unidos, y cualquier otra agencia federal que sea invitada por el gobernador.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.