Radican proyecto de ley para que el Departamento de Agricultura revise precios del Café

SAN JUAN  – El representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Michael Abid Quiñones Irizarry, anunció el viernes, la radicación de una medida la cual transfiere al Departamento de Agricultura la tarea de revisar el precio del café cada cinco años, quitándole así al Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) esa facultad.

“El Departamento de Agricultura es la agencia gubernamental que tiene el deber de proteger la industria agrícola en Puerto Rico y entre ellas, la caficultura. Antes de la aprobación de la Ley 222-2008, que hacía compulsoria la revisión del precio del café, era el Departamento de Agricultura la entidad gubernamental, que a través de programas de incentivos y subsidios mantenía estimulado este sector de la producción agrícola puertorriqueña. Entendemos que debe volver a esa estructura. El DACO no tiene los expertos necesarios, o el tiempo, para hacer estas revisiones y controlar el precio, por eso estamos radicando este proyecto”, sentenció Quiñones Irizarry en declaraciones escritas.

El proyecto de ley, el cual será radicado el próximo lunes, añade un nuevo inciso (r) al Artículo 8 del Plan de Reorganización Número 4 de 29 de julio de 2010, conocido como el “Plan de Reorganización del Departamento de Agricultura de 2010″a los fines de facultar al Secretario de Agricultura a revisar el precio del café. También se enmienda el inciso (a) del Artículo 6 de la Ley Número 5 de 23 de abril de 1973, conocida como Ley Orgánica del DACO, a los fines de disponer que será Agricultura la entidad con jurisdicción para revisar el precio del café y establecer que el DACO dispondrá de un término predefinido para hacer las recomendaciones que estime pertinentes en protección del consumidor puertorriqueño.

De esta forma, el representante por el Distrito 22, el cual comprende los municipios de Utuado, Lares, Adjuntas y Jayuya, busca erradicar la Orden Administrativa 1-2016, emitid en julio de 2015 por el entonces secretario del DACO, Nery Adames, y la cual colocó a la industria del café puertorriqueño en desventaja contra los exportadores internacionales.

La industria del café en Puerto Rico genera unos 12 mil empleos directos en 22 municipios. Según los más recientes datos del Departamento de Agricultura, esta industria aportar alrededor de unos 26 millones de dólares anuales a la economía local.

“El resultado de esa mal sabida Orden provocó todo lo contrario a lo que, supuestamente se quería hacer, pues colocó en un riesgo innecesario a la industria del café puertorriqueño. Tras firmada la Orden, el precio del café importado por quintal quedó en unos 322.76 dólares. Mientras que el precio del café puertorriqueño fue fijado en 379.98 dólares por quintal, es decir unos 57.22 dólares más alto que el importado. El DACO tampoco siguió las recomendaciones del Departamento de Agricultura, ni sus propios expertos en la producción final de la Orden. En fin, DACO demostró que no pude con este asunto, por eso vamos a transferir esas funciones a Agricultura”, añadió Quiñones Irizarry.

Actualmente DACO reglamenta alrededor del 20 por ciento del café que se vende en Puerto Rico que se conoce como arábiga (café regular) que está compuesto: 60 por ciento café maduro y un 40 por ciento verde maduro. El resto de los aranceles e impuestos que paga el café (para el otro 80 por ciento del mercado) proviene de legislación federal controlada por el Departamento de Agricultura Federal y el United States Customs.

“Tenemos la responsabilidad de velar que el ajuste en el precio del café no represente una sobrecarga inmediata al consumidor. Debe haber un balance de justicia entre el sector productor y el consumidor puertorriqueño y es indispensable que el ajuste en precio del café que realice el Departamento de Agricultura sea revisado por el DACO quien dispondrá de un término de 90 días para someterle a Agricultura propuestas de enmiendas a la Orden de Precio que emita el Secretario de dicha agencia”, sentenció.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.