ProELA denuncia lenguaje erróneo, parcializado e incendiario de proyecto sobre plebiscito de estatus

SAN JUAN – La organización soberanista ProELA denunció el miércoles, el Proyecto del Senado 51 como uno erróneo, parcializado e incendiario, dirigido a inclinar la decisión a favor de la alternativa de estadidad.

En una ponencia sometida ante la Comisión sobre Relaciones Federales, Políticas y Económicas del Senado, ProELA indicó que, aunque sostiene que la forma correcta de atender el asunto de estatus es a través de una Asamblea de Estatus, han estado dispuestos a evaluar el proyecto de plebiscito y sugerir cambios que puedan hacerlo útil. “Como está redactado, el Proyecto no es aceptable. Si se remueve el lenguaje objetable, el Proyecto podría convertirse en un instrumento útil para adelantar la descolonización de Puerto Rico”, indicó el licenciado Mario Pabón, presidente de ProELA en declaraciones escritas.

Sostuvo que el Proyecto se refiere a las alternativas que no son la estadidad como “alternativas de soberanía propia y separada de los Estados Unidos, entiéndase, la transferencia de soberanía absoluta a Puerto Rico como requisito previo a la negociación de un tratado voluntario de ‘Libre Asociación’ o la ‘Independencia Total’.

“El concepto de ‘Independencia Total’ es una perogrullada; si se desea la independencia, la misma es total, no parcial” indicó Pabón. Señaló además que “una transferencia de soberanía absoluta como requisito previo a la negociación de un tratado de libre asociación no es obligatoria, y es tan irreal e innecesaria como una transferencia de las llaves de la casa previo a negociar un préstamo hipotecario”. “Ese lenguaje solo sirve para confundir y asustar a los electores, para que piensen que una victoria de la alternativa soberanista lanzaría a la Isla a un abismo de la noche a la mañana”, denunció Pabón.

ProELA denunció además la inclusión de texto en el proyecto a los efectos de que un voto por las alternativas de soberanía significa un reconocimiento de que puede perderse la ciudadanía estadounidense.

“Los puertorriqueños vivos no van a perder su ciudadanía estadounidense por el mero hecho de que se apruebe una petición para establecer una relación soberana. Sus hijos y descendientes tendrán derecho a dicha ciudadanía por razón de ser hijos de ciudadanos, ya sea naciendo en Puerto Rico o en la China. Decir lo contrario es querer lograr una victoria a base del miedo y la confusión”, sentenció Pabón.

Finalmente, ProELA condenó una disposición del Proyecto que, en caso de una victoria de la alternativa de soberanía, establecería un Comité de Transición compuesto de cuatro funcionarios del Gobierno de Puerto Rico, quienes se presume sean estadistas y no apoyarían esa alternativa ganadora.

“Para apoyar este esfuerzo, el proceso requiere una selección libre y voluntaria, a través de procesos democráticos e informados, tal y como lo requiere la ONU. Ello no es posible si la ley y las alternativas están redactadas de forma errónea, parcializada e incendiaria. Si no se remueve ese lenguaje incendiario, el Proyecto resultará en otra pérdida de tiempo y recursos que será nuevamente ignorada por el Gobierno de los Estados Unidos”, concluyó Pabón.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.