Presidente cameral publica carta abierta sobre propuestas JSF

Durante mi paso por el servicio público he luchado por brindarle a nuestro Pueblo las herramientas para que juntos podamos alcanzar nuestros más altos anhelos. Mi objetivo siempre ha sido lograr la igualdad en beneficios para nuestra gente, que cada puertorriqueño cuente con un trabajo, un plan de salud que cubra todas sus necesidades y un sistema educativo inclusivo, para todos, que promueva la innovación, la cultura y el sentido de asistir a nuestras comunidades en el desarrollo económico.

Hoy, la Junta de Supervisión Fiscal (JFS), ente creado bajo el amparo de la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilización Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés), hizo público una carta en donde detalla una serie de recomendaciones dirigidas a colocar la casa en orden, enderezar las tronchadas finanzas del Estado y delinear un plan estratégico para atemperar los gastos del Gobierno con la realidad económica que vivimos. Algunas de las recomendaciones contrastan con las necesidades de nuestro Pueblo.

Quiero dejar esto claro, la JFS viene a consecuencia directa del desastre en la función pública que imperó bajo la pasada administración. La crasa falta de transparencia, que incluyó negarle al Congreso los estados financieros del gobierno, esconder data empírica sobre la economía y la legislación de castigo contributivo que se aprobó, junto a la carencia de un programa de desarrollo económico y de creación de empleos, forzó al Congreso a actuar. Este patrón de medias verdades y esconder datos continuó aun creada la Junta. Todos recordamos que la pasada administración mintió sobre el tamaño del déficit estructural del Gobierno y fue la propia JSF que publicó la información correcta. El déficit es de alrededor de $8,000 millones más del que se certificó por la administración de Alejandro García Padilla Esa es la realidad. Ante este panorama se hace imperativo que, como Cuerpo Constituido por mandato directo del Pueblo, hagamos unas expresiones sobre las recomendaciones esbozadas en la carta circulada por al JSF durante la mañana de hoy.
He sido claro ante la Junta de que el Pueblo no debe pagar por los errores de otros. Esta Cámara de Visión y Progreso tiene un compromiso con el soberano, el pueblo, de hacer a Puerto Rico más competitivo. Desarrollar los parámetros para crear empleos. Durante el pasado cuatrienio se 30 mil puertorriqueños perdieron sus trabajos. Nosotros vamos a revertir ese patrón, implementando estrategias noveles, fiscalizando cuando tengamos que hacerlo para garantizar que se creen empleos y legislando a favor de nuestros pequeños comerciantes, motor esencial para cualquier desarrollo económico sostenido. Promoveremos la exportación de los bienes y servicios que con tanto esmero y calidad hacen nuestros trabajadores. En las próximas semanas estaremos trabajando legislación enfocada en derrumbar la burocracia que permea las solicitudes de permios en la Isla. Vamos a darle las herramientas a nuestros jóvenes para que creen microempresas, a nuestros comerciantes para que introduzcan nuevos conceptos y a nuestros trabajadores para que puedan invertir en Puerto Rico.
Uno de los mayores problemas que nos aqueja como sociedad es la migración forzada de nuestra gente. Puerto Rico se está despoblando. Datos apuntan que perdimos casi 300 mil personas en los pasados cuatro años. Según varios informes, unos 47 jóvenes profesionales abandonan la Isla cada día. Esta Cámara, la cual me honro en presidir, está tomando acciones concretas para retener nuestro talento. Recientemente estuvimos evaluando una medida dirigida a fomentar que los profesionales de la salud se queden en su tierra, al servicio del pueblo.

La salud es uno de los pilares de toda sociedad. Puerto Rico enfrenta un reto enorme en esta área. La posible eliminación de los fondos del ‘Obamacare’, sobre $1,100 millones al año, nos colocaría en una posición difícil, es por eso que esta semana tomamos acciones concretas y contundentes. Radicamos una medida para convertir en ley el Grupo de Trabajo Multisectorial que creó el Gobernador Ricardo Rosselló el cual busca alcanzar la igualdad en la asignación de fondos federales para los programas de Medicaid y Medicare, los cuales financean gran parte de la Reforma de Salud. Vamos alcanzar esa paridad, la cual generaría en una inyección de sobre $500 millones adicionales para Puerto Rico y garantizaría un sistema de salud pública único en el hemisferio.

El compromiso de esta Cámara es reducirle, de manera responsable, la enorme carga contributiva que tiene nuestra gente. Los días de imponer impuestos quedaron atrás. También estaremos buscando la manera de bajar los costos de los servicios de energía eléctrica y de agua potable, para que así nuestra gente tenga más dinero en su bolsillo. Esto vendrá atado de un verdadero programa de desarrollo económico, con métricas y mecanismo para fomentar la actividad económica en las comunidades y municipios, utilizando el mayor y más atesorado recurso: nuestra gente.

Garantizar la calidad de vida de todo residente de esta Isla tan bendecida es la prioridad de esta nueva Cámara de Representantes, ese es nuestro compromiso con el Pueblo de Puerto Rico.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.