Por la boca el pez……muere !!!

Desde Israel por Dr. Israel Rabinowicz

En mis últimos comentarios varias veces insistí en mi convencimiento que el triunfo de Donald Trump le llegó a Natanyahu con varios años de demora, en su peor momento personal su visión política, zonal y universal, es adaptada como política oficial por el nuevo Presidente de los Estados Unidos.

Internamente Netanyahu enfrenta varias investigaciones policiales y judiciales que obligan a todos los medios de comunicación a centrar en ellas sus principales comentarios, las especulaciones llevan a que cada vez más se incluya la posibilidad que por alguna de ellas se vea obligado a renunciar, todos se cubren repitiendo una y mil veces la expresión de que las elecciones se ganan en las urnas y no en los tribunales, pero cuando la cámara deja de enfocarlos ninguno descarta dicha alternativa.

Cuando la calificadora de riesgos Moody’s en su informe de hace solo 3 días en donde mantiene a Israel sin cambios incluyó un insólito párrafo haciendo referencia a la estabilidad de Netanyahu al frente del gobierno y la incertidumbre que ello genera es clara señal que el tema se analiza en los niveles más altos de la política mundial, que ya no es solo un material de sátira para los programas humorísticos de la televisión israelí.

Netanyahu disfruta en los enfrentamientos parlamentarios, le agrada ingresar profundamente al barro de los intercambios de ataques, ahora ya no está solo cuando acusa a la prensa por izquierdista, por bolchevique, ahora con el ingreso de Trump en idéntico enfrentamiento está más cómodo, apoyado y acompañado. Y como en ése rubro es un verdadero artista, en Israel es único, no existe político ni en el oficialismos ni en la oposición que alcance su dialéctica y habilidad, juega solo, se entusiasma y se embala, pierde el control, se le escapan expresiones que luego son imposibles de corregír o subsanar.

En su ambición de mostrar su solidaridad con el Presidente Trump frente a los muchos que lo critican salió a felicitarlo por la creación del muro con México, al compararlo con el éxito del que existe entre Israel y Egipto tan mal lo hizo que automáticamente fabricó un innecesario conflicto diplomático con un país fuertemente amigo, desde su Presidente Enrique Peña Nieto hacia abajo existían fuertes lazos de amistad y respeto.

Por la incontinencia verbal de Netanyahu, ahora todo es a través de twitter, en un segundo todo ello en peligro, las posibilidades de contagio hacia los países al sur de México no son nada descartables. Ni México ni la comunidad judía mexicana se merecían las consecuencias de tanta irresponsabilidad.

Hasta la próxima

Dr Israel Rabinowicz
Israel
contacto@tiempoisrael.com
Facebook : www.facebook.com/israel.rabinowicz

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.