Mercedes Martínez expresa molestia por intento de eliminar perspectiva de género en las escuelas

SAN JUAN  – Mercedes Martínez, quien es presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR) se manifestó en completo desacuerdo el jueves, con la determinación del gobierno de eliminar la carta circular sobre educación con perspectiva de género en las escuelas del país y expresó su molestia ante lo que llamó la “presión indebida de los funcionarios políticos que exigen a la secretaria de Educación, Julia Keleher que derogue de inmediato la carta circular 19-2014-2015 que establece esa política”.

“Está ofensiva contra la equidad de género y los derechos de las mujeres se da ignorando que a diario vivimos escenas de violencia machista donde mujeres son asesinadas o agredidas por sus parejas y ex parejas. El valor de la mujer como ser humano y no como propiedad es uno de los aspectos que atiende la educación con perspectiva de género. La aspiración de que la mujer pueda alcanzar lo que se proponga en igualdad de condiciones que el hombre, el respeto a las preferencias sexuales de cada cual, y otros son también elementos de esta política que deben respetarse”, explicó Martínez en declaraciones escritas.

“La Federación de Maestros reclama que no se derogue esta carta circular y se mantenga una educación justa, sin prejuicios y discrimen y con equidad para todos nuestros niños y niñas. Más aún, independientemente de las directrices que puedan imponer para pagar favores políticos a los grupos fanatizados, llamamos a los maestros y maestras a educar respetando la equidad de género y rechazando el acoso. Por encima de cualquier carta circular esta la responsabilidad moral del magisterio que no permitirá que se violentando los derechos de niños y niñas por presiones de sectores fundamentalistas”, añadió Martínez.

“La perspectiva de género se estableció a base del reclamo de distintos sectores de la ciudadanía y tiene el objetivo de alcanzar la equidad y eliminar el acoso y discrimen hacia los estudiantes y demás miembros de la comunidad escolar”, explicó Martínez, quien dijo, impulsó la adopción de esta política en el Departamento de Educación (DE).

“La meta de la política de equidad de género es institucionalizar la equidad entre los géneros en todas las disciplinas académicas, niveles, iniciativas y proyectos del Departamento de Educación”, reza una expresión de la agencia sobre la perspectiva de género y añade que el Departamento “se compromete a transformar e implantar los contenidos y prácticas curriculares, proveer servicios y difundir información que promueva la equidad entre los géneros. Los políticos han tergiversado el significado de la perspectiva de género en la educación con el propósito de engañar a la gente. No es posible que estemos contra la equidad y que favorezcamos el discrimen y el acoso contra niños y niñas en las escuelas”, añadió.

Advirtió que “la implementación de un currículo de equidad de género es un mandato de la Ley 108 del 2006 por lo que el Departamento estaría incurriendo en una violación legal al acceder a los designios de políticos que buscan complacer a grupos de presión fundamentalistas que promueven el discrimen”. Sobre éstos grupos señaló que “en vez de promover ideas de amor pregonan el odio, la intolerancia, el discrimen y, como resultado, mayor violencia en la sociedad”.

“Recordamos al gobierno y al Departamento de Educación que en la Constitución de Puerto Rico garantiza la dignidad de todo ser humano por lo que la equidad entre los géneros debe ser inviolable”, añadió Martínez, a la vez que señaló que “reducir este asunto a un problema de la utilización de baños “unisex” o el uso de uniformes es caricaturiza el asunto”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.