Los 23 millones de pesos en cajas de cartón que escondía el gobernador

Cateo a la casa de Duarte en Ciudad de México. S. SÁNCHEZ CUARTOSCURO

Las autoridades hallan la suma en efectivo en una de las casas que tenía exgobernador prófugo de Veracruz, Javier Duarte, en Ciudad de México

Javier Duarte, el exgobernador de Veracruz que pasará a los anales de la historia corrupta de México, va dejando millones a su paso en plena fuga. Quien escapara de su Estado en un helicóptero oficial en cuanto el fuero dejó de protegerlo, guardaba en una casa de la Ciudad de México 23 millones en cajas de cartón, además de monedas de oro. Así lo ha denunciado su sucesor en el cargo, Miguel Ángel Yunes (del conservador PAN) esta semana, poco después de recibir dos cheques valorados en casi 200 millones de pesos (unos nueve millones de dólares) recuperados del dinero que Duarte recibió ilegalmente y que irán destinados a las arcas veracruzanas.

Los millones en metálico que el exmandatario escondía en una de sus lujosas casas repartidas por toda la República —y parte del extranjero— fueron confiscados el 16 de diciembre del año pasado. Los agentes de la Procuraduría General de la República (PGR) sospecharon que en el chalet de la acomodada colonia del Valle podría encontrarse el mismísimo Duarte, según explicó Yunes en una conferencia de prensa este miércoles. Pero lo que hallaron fue más de lo mismo: el descaro corrupto de un gobernador que ha dejado a Veracruz, uno de los Estados más pobres del país, con una deuda de más 40.000 millones de pesos (casi 2.000 millones de dólares), según declaró el Gobierno entrante.

“Es un tema que no está totalmente concluido, es parte de la investigación en la colonia del Valle, en la Ciudad de México, donde efectivamente encontraron recursos en efectivo, encontraron centenarios y dos pequeñas cajas fuertes (…) tenemos el ofrecimiento del procurador que una vez que concluya nos va a ser entregada la cifra que ahí se encontró”, indicó Yunes.

Este martes, la PGR entregó a Yunes dos cheques: uno por casi 172 millones de pesos y otro por 851.000. El dinero fue recuperado de dos empresas que forman parte del caso Duarte y su devolución pretende mostrar la intención del Gobierno por reparar los daños que la administración de Duarte ha provocado durante su mandato desde 2010 hasta finales del año pasado. El actual gobernador de Veracruz apuntó que la suma será utilizada para la reconstrucción, remodelación y equipamiento de hospitales de la entidad.

Los desvíos de dinero del que fuera gobernador de Veracruz han batido todos los récord históricos, al menos desde que tiene registros la Auditoría Superior de la Federación —que nació en el año 2000—. Según los cálculos del organismo, el agujero que produjeron sus maniobras ilegales al erario público de Veracruz supera los 60.000 millones de pesos, unos 2.700 millones de dólares, sólo por daños patrimoniales. Es decir, Duarte presuntamente se apropió desde 2011 a 2014 del equivalente al 70% del presupuesto total previsto para Veracruz este año, que es de 82.000 millones de pesos.

La última pista que se tiene de él es que pudo huir del país en noviembre del año pasado. Al menos eso dice el escrito que su abogado presentó ante el juez el pasado 4 de noviembre, obtenido por el diario Reforma. “El señor Javier Duarte Ochoa se encuentra fuera del país atendiendo diversas cuestiones, es cierto. Razón por la cual mi representado no puede comparecer de manera personal”. El 18 de octubre, el juez ordenaba la captura de Duarte por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. La PGR ofrecía 750.000 dólares por cualquier información que ayudara a encontrarlo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.