Educación toma medidas cautelares en caso de estudiantes supuestamente mordido por su maestra

SAN JUAN – La maestra de Corozal que supuestamente mordió en el brazo a un estudiante con autismo el miércoles, fue reubicada en el Distrito escolar como medida cautelar, informó la secretaria de Educación, Julia Keleher.

“Nuestra prioridad son y siempre serán los niños. Por esto tomamos acción rápidamente para salvaguardar la seguridad del menor y procedimos a realizar las investigaciones y acciones correspondientes. En el Departamento de Educación no estamos dispuestos a tolerar ningún acto que atente contra la seguridad ni la dignidad de los niños”, afirmó la recién confirmada funcionaria en declaraciones escritas.

La situación fue informada al Departamento de la Familia por la trabajadora social de Educación Especial de Distrito, Enid Vázquez González. El menor fue reubicado en otro grupo.

Supuestamente la maestra Tamalia Rivera, de la escuela Abraham Lincoln, alegó que un niño de educación especial la mordió, por lo que fue a la oficina de la directora, Sara Padilla Morales, y le solicitó que le firmara el formulario para acogerse a los servicios de la Corporación del Fondo del Seguro del Estado.

Luego, los familiares del estudiante reclamaron a la directora que fue la maestra quién mordió al estudiantes. El encargado del Distrito Escolar, Jorge Morales fue notificado.

La familia del niño radicó una querella en la Policía.

“En el Departamento de Educación estamos comprometidos con trabajar incansablemente por el bienestar de los estudiantes. Me siento segura, y con más fuerza que nunca, para lograr la meta de devolverle la esperanza y todo lo que necesita el sistema para que las escuelas sean lugares donde sólo se reciba y respire conocimientos, alegría, ilusiones, sueños, seguridad y todo lo bueno que es capaz de dar y sentir cada una de las personas que habita esta hermosa Isla”, concluyó la doctora Keleher.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.