Con la solución del status como bandera, alcaldesa de San Juan jura en su último término

SAN JUAN  – Al pie del árbol que supuestamente Luis Muñoz Marín sembró en el parque que lleva su nombre en Río Piedras, Carmen Yulín Cruz Soto juramentó el lunes como alcaldesa de San Juan para su segundo y último término.

“El poder es para que San Juan sea espacio de encuentro para la discusión abierta sobre temas importantes como lo son la solución de nuestro estatus político colonial; el fortalecimiento de la autonomía municipal; el tratamiento del adicto desde una perspectiva salubrista; la conservación de nuestros recursos naturales; la protección de la salud pública y del ambiente- como por ejemplo, la lucha en contra del depósito de cenizas en Peñuelas-; el diseño y la puesta en marcha de un nuevo modelo de desarrollo económico sustentable, que ponga las decisiones en nuestras manos, que no dependa de las dádivas de otros y que asegure que buena parte de la riqueza que se produzca en el País se quede y se reinvierta en nuestra economía. Discusiones que igualmente incluyan la generación de energía renovable; y la despolitización del servicio público. Todas estas son luchas y conversaciones impostergables que debemos tener como Ciudad y como Nación, con una profunda responsabilidad pero con sentido de urgencia, orientados únicamente al bienestar común”, dijo Cruz Soto en su mensaje de juramentación.

“El gobierno es un instrumento al servicio de la gente y no puede ser nunca un instrumento para quitarle poder a esa gente, ni puede ser un fin en sí mismo. Cónsono con esa ética de servicio, me reafirmo en la más profunda convicción de que los servicios públicos esenciales deben permanecer como patrimonio de nuestra ciudad. Recae sobre el gobierno la responsabilidad de proteger el balance de poder e impulsar la justicia distributiva entre sus ciudadanos a través de esos servicios”, agregó.

Indicó es imprescindible se definan servicios públicos esenciales. “En San Juan, la educación, la salud, la seguridad, la cultura y el deporte son y serán considerados servicios públicos esenciales; por lo tanto, nunca serán puestos en manos privadas. ¿Y por qué no? Porque si estos servicios y los recursos para ofrecerlos no se administran de manera justa y equitativa, se convierten en semilla de discrimen y desigualdad”, añadió.

Entre los presentes, entre otros, participaron los exgobernadores Rafael Hernández Colón, Sila María Calderón y Aníbal Acevedo Vilá; los representantes electos de San Juan; los excandidatos a la gobernación Manuel Cidre y Alexandra Lúgaro; la hija del prisionero político Oscar López, Clarissa López y la jueza presidenta del Tribunal Supremo, Maite Oronoz, quien le tomó juramento a la alcaldesa.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.