Al menos 31 presos muertos durante un nuevo motín en una cárcel brasileña

El suceso ocurre tan solo cuatro días después de que 56 reos fueran asesinados en otra prisión del país

Unos familiares de los presos esperan a tener noticias, este viernes, en Roraima. REUTERS

La crisis del caótico sistema carcelario de Brasil se ha visto agravada este viernes con una nueva matanza de presos, esta vez en el Estado de Roraima, en el norte del país. Según las autoridades locales, al menos 31 reclusos han muerto en la penitenciaría Agrícola de Monte Cristo, la más grande del Estado _antes, la cifra de muertos informada fue 33. Autoridades locales afirman que hay varios cuerpos decapitados o desmembrados, y unos vídeos, al parecer hechos dentro de la penitenciaría, indican lo mismo. Esta matanza vuelve a dejar a Brasil en alerta cinco días después de la masacre de 56 presos en el Complejo Penitenciario Anísio Jobim (Compaj), en Manaos (Estado de Amazonas), en lo que puede ser un nuevo capítulo de la guerra entre las principales bandas criminales brasileñas desencadenada al final del año pasado

Testimonios iniciales indican que la mayoría de los fallecidos estarían vinculados a la organización criminal Comando Vermelho, con origen en Río de Janeiro, y a sus aliados de la Família do Norte, y que habrían sido asesinados por reclusos del Primeiro Comando da Capital (PCC), de origen paulista, en un acto de represalia por la matanza de Amazonas. Sin embargo, el ministro de Justicia brasileño, Alexandre de Moraes, descartó la hipótesis y dijo que, según sus informaciones preliminares, se trata de un ajuste de cuentas “interno” del PCC.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.