Terrorismo deja decenas de muertos en tres países

El atentado más grave se produjo en la noche del sábado en Estambul, Turquía. FOTO AFP

Por daniel armirola r.
Un fin de semana trágico vivieron tres países (Turquía, Egipto y Somalia), por cuenta de la crueldad con la que distintos grupos terroristas atentaron contra la población civil utilizando bombas.
El más grave de estos sucesos se produjo en la noche del sábado en Estambul, la ciudad más poblada de Turquía. A las 10:30 p.m, un carro bomba con más de 300 kilos de explosivos detonó en el Parque Maçka, lugar donde los aficionados del club de fútbol Besiktas se congregaban —por tradición— a celebrar el triunfo de su equipo sobre el Bursaspor. Como era de esperar, numerosos efectivos antidisturbios de la Policía se encontraban en el lugar, controlando la salida de los aficionados del vecino estadio Vodafone Arena.
Por este motivo, la mayoría de las víctimas fueron policías (30), mientras que ocho civiles perdieron la vida por causa del doble atentado —45 segundos después de la explosión del carro bomba, un atacante suicida realizó una segunda detonación en el mismo parque—.
Además de los 38 muertos que dejó el hecho, más de 166 heridos están siendo atendidos en hospitales de la capital turca. Ayer, el grupo extremista kurdo Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK), reivindicó su autoría. Paralelamente, miles de personas acompañaban y cargaban los féretros de las víctimas rumbo a su funeral en Estambul.
Domingo violento en África
Ayer se repetirían las bombas en otros dos países no muy lejanos: Egipto y Somalia, acostumbrados también en tiempos recientes a la violencia sectaria y religiosa.
A las 10:00 a.m en El Cairo, el elemento religioso fue mucho más marcado que en Estambul, puesto que fue una iglesia cristiana copta la víctima de la barbarie. Un artefacto explosivo con 12 kilos de TNT detonó a esa hora en la Catedral de San Marcos, dejando más de 25 muertos y 49 heridos.
La autoría del ataque no se ha esclarecido, pero dado el elemento fundamentalista, se presume que se trata de una acción perpetrada por el Estado Islámico u otros grupos radicales musulmanes en el país.
Por último y por si fuera poco, la violencia islámica también dejó decenas de víctimas mortales en otro país africano, Somalia, donde un carro bomba que detonó en el puerto de Mogadiscio, la capital, dejó 20 muertos. Al Shabaab reivindicó su autoría . n

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.