Senador pide ayuda a designado secretario de Salud federal sobre Obamacare

CapitolioEL CAPITOLIO  – El nuevo presidente de la Comisión de Salud del Senado, Ángel ‘Chayanne’ Martínez Santiago, solicitó el jueves al entrante secretario del Departamento federal de Salud y Servicios Humanos, Tom Price, que tome en consideración los 1.6 millones puertorriqueños que dependen de los fondos asignados a la isla a través del ‘Affordable Health Care for America Act’, mejor conocido como el ‘Obamacare’, antes de impulsar cualquier cambio al mencionado sistema de salud pública.

“Estamos haciendo un llamado al secretario designado del Departamento de Salud federal para que evalúa, de manera precisa y con detalles, la crítica situación de los sistemas de salud pública en la Isla. Actualmente, alrededor de 1.6 millones de ciudadanos Americanos que residen en este territorio de los Estados Unidos dependen de los fondos del Obamacare para tener un plan médico. Cualquier cambio que limite esos recursos será devastador para nuestra gente”, señaló Martínez Santiago en declaraciones escritas.

Las expresiones del también portavoz alterno de la delegación del PNP en el Alto Cuerpo se producen a raíz de la designación de Price, un fuerte crítico del llamado ‘Obamacare’. Según el legislador, el nuevo designado ha dicho, públicamente, que se tiene que desmantelar este sistema.

Sostuvo que en los próximos días enviará una carta al designado secretario de Salud federal para explicarle y brindándole información adicional para que pueda realizar un análisis real y verdadero de la situación.

“No cabe la menor duda que Price tiene sus reservas con el Obamacare, y eso lo podemos respetar. Pero lo que no podemos permitir es que cientos de miles de puertorriqueños se queden sin plan médico. La isla enfrenta una situación crítica en este momento. Del total de 6.4 billones de dólares que el Obamacare destino a Puerto Rico para sufragar los servicios de salud a los medico indigentes, apenas queda unos 3.4 billones de dólares, según datos oficiales del Centro de Servicios para Medicaid y Medicare. Esos dineros podrían terminarse tan temprano como a mediados del 2017, dos años antes de lo previsto cuando se asignaron”, añadió.

El senador por el distrito de Arecibo, comentó que según dispuesto en Obamacare, la aportación federal para ‘Mi Salud’ aumentó de 55 a 57.2 por ciento en el 1 de enero de 2014 hasta el 31 de diciembre de 2015, lo que en teoría hubiese representado un ahorro para el gobierno local, extendiendo la vida de estos recursos. Sin embargo, tan reciente como a finales del 2015, el señor Dennis González, Director Regional para el Este-que incluye a Puerto Rico-del Departamento de Salud y Servicios Humanos federal, confirmó que esta administración había gastado, de manera desproporcional, los fondos del Obamacare y que ante esa realidad era imperativo pedirle al Presidente de los Estados Unidos una declaración de emergencia de salud en Puerto Rico.

“Este es el verdadero panorama de la salud pública en Puerto Rico. Estamos el borde de un precipicio. Espero que Price entienda esta situación y actué con la compasión que los tiempos requieren… Puerto Rico necesita ayuda y estamos convencidos que Price puede extendernos la mano”, concluyó Martínez Santiago.

Deje un comentario