Senado investigará uso de fondos de Obamacare

EL CAPITOLIO – El nuevo presidente de la Comisión de Salud del Senado, Ángel ‘Chayanne’ Martínez Santiago, anunció el miércoles, el inició de una investigación profunda sobre el histórico despilfarro que realizó la administración saliente en los fondos asignados a Puerto Rico a través del Affordable Health Care for America Act, mejor conocido como el ‘Obamacare’, el cual cubre gran parte del costo de la reforma de salud.

El senador por el Partido Nuevo Progresista (PNP) arremetió contra la administración de Alejandro García Padilla por supuestamente, haber gastado la mayoría de los fondos del Obamacare en apenas cuatro años y aseguró que la comisión que presidirá a partir de enero fijará responsabilidades a aquellos funcionarios que le fallaron al pueblo.
“La reforma de salud es financiada, en gran parte, por los fondos del Obamacare. La Sección 2005 del Affordable Health Care for America Act destinó a Puerto Rico la cantidad de $5.4 billones para ‘Mi Salud’ desde julio de 2011 hasta septiembre 30 de 2019. Estamos a diciembre de 2016 y la inmensa mayoría de esos fondos fueron gastados por la administración saliente. Este despilfarro de fondos federales no tiene explicación. Esta Comisión realizará una investigación profunda y responsable sobre esta situación y vamos a fijar responsabilidades, en la forma de referidos a las autoridades pertinentes, tanto en Puerto Rico como a nivel federal”, señaló Martínez Santiago en conferencia de prensa.

Además de los 5.4 millones de dólares, el gobierno federal le entregó a la Isla unos 925 millones de dólares para el programa Medicaid en el 2012. De esos recursos, que totalizaban 6.4 billones de dólares para mayo de 2015 quedaban apenas unos 3.4 billones de dólares, según datos oficiales del Centro de Servicios para Medicaid y Medicare.
“Estamos hablando que cuando entregamos el gobierno en diciembre de 2012, había disponibles unos 5.9 billones en fondos para administrar la reforma de salud. Hoy en día, cuatro años más tarde, vamos recibir menos de dos mil millones de dólares en fondos. Para dato, el gobierno local se supone que gaste alrededor de 2.2 billones de dólares en Mi Salud, de esos, aproximadamente $1.3 proviene de fondos del Obamacare. La matemática es sencilla, esta administración gastó más de eso anual, unos $300 millones más al año para ser exacto”, añadió el Senador novoprogresista.
El líder estadista recordó que según dispuesto en Obamacare, la aportación federal para ‘Mi Salud’ aumentó de 55 a 57.2 por ciento desde el 1 de enero de 2014 hasta el 31 de diciembre de 2015, lo que en teoría hubiese representado un ahorro para el gobierno local, extendiendo la vida de estos recursos.

Sin embargo, tan reciente como a finales del 2015, el señor Dennis González, Director Regional para el Este-que incluye a Puerto Rico-del Departamento de Salud y Servicios Humanos federal, confirmó que esta administración había gastado, de manera desproporcional, los fondos del Obamacare y que ante esa realidad era imperativo pedirle al Presidente de los Estados Unidos una declaración de emergencia de salud en Puerto Rico.
Esto es sólo uno de los problemas que afectaran a los, alrededor 1.6 millones de vidas bajo ‘Mi Salud’ el próximo año.
“El gran problema que tendrá el programa ‘Mi Salud’ el próximo año es la falta de fondos Advantage, los cuales se reducirán un 11 por ciento. Con esto miles de personas de los programas Platino, alrededor de 250,000 vidas, podrían quedarse sin plan médico y se verán forzados a emigrar hacia la reforma porque no le garantizan los servicios a través de Medicare Advantage en el momento que entran a la reforma. Esto le representaría al gobierno u golpe de entre 400-500 millones de dólares anuales”, agregó el Senador por el Distrito de Arecibo.

Para terminar, el senador adelantó que estará escribiéndole a la comisionada residente electa, Jenniffer González, para asistirla en solicitar la solución conocida como el ‘Quick Fix’, una asignación federal a Mi Salud de alrededor 3.5 billones de dólares en lo que se establece la nueva política pública federal sobre el Obamacare.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.