Presentan denuncia criminal contra mujer que ofrecía tratamientos cosméticos con silicona liquida

7sA2D7SaDArodriguez_velez_rosa_emilia-300x202SAN JUAN – La fiscal federal del Distrito de Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez Vélez, informó el viernes que la jueza del Tribunal Federal, Silvia Carreño Coll, autorizó una denuncia criminal contra una mujer que presuntamente ofreció tratamientos cosméticos con silicona líquida a varias personas en Puerto Rico, y al menos dos de ellas sufrieron complicaciones de salud.

Las autoridades federales identificaron a la mujer como Rosa “Rosa de Venezuela” Betancourt Farfán, quien alegaba ser enfermera.

Tras la investigación a cargo de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), la denuncia contra Betancourt Farfán se basa en la inyección de un dispositivo adulterado o mal marcado en un cuerpo humano, después de ser enviado por el comercio interestatal, lo que resulta en violación del Título 21 del Código Federal de los Estados Unidos. El caso está siendo procesado por la fiscal auxiliar de los Estados Unidos, Myriam Fernández.

Se alega que Betancourt Farfán les inyectaba la silicona líquida a sus clientas para aumentar el área del busto y las nalgas. Se supone que este tipo de dispositivos están bajo la regulación de la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos (FDCA, por sus siglas en inglés) y debe ser aprobado por la FDA antes de ser usados y distribuidos legalmente.

De acuerdo a la pesquisa, en mayo de 2016 la División Legal de la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica de Puerto Rico se puso en contacto con la oficina de la FDA en la Isla, para notificar sobre una denuncia de una persona que alegó que recibió un procedimiento médico para agrandarse las nalgas por parte de Betancourt Farfán. La denunciante afirmó que le pagó $1,200 en efectivo a Betancourt Farfán por un frasco de la alegada silicona líquida. Sin embargo, a partir del verano de 2013 empezó a tener complicaciones de salud. Primero afrontó dificultad para respirar y dolor de espalda, pero luego su condición de salud empeoró y en el 2015 fue hospitalizada por tendinitis y espasmos en la espalda.

Otra de las victimas sostuvo que también recibió tratamiento para aumento de las nalgas, y que Betancourt Farfán alegadamente le había inyectado células madre. Esta alegó que cuando recibió el tratamiento cosmético por primera vez, había más de diez personas en una residencia en Bayamón esperando por recibir los servicios. Actualmente, esta persona presenta problemas graves de salud y está recibiendo tratamiento con un médico fuera de Puerto Rico.

“Si usted o una persona que conoce han sido tratados por el acusado, llame a la la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica o la Oficina de Reglamentación y Certificación de Profesionales de la Salud al 787-765-2929, ext. 6589. Su vida está en peligro si ha recibido alguno de estos tratamientos adulterados “, puntualizó Rodríguez Vélez.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.