Obama ordena revisar ciberpiratería rusa para influir en las elecciones presidenciales de EE.UU.

(CNN) – El presidente Barack Obama ordenó una revisión completa de la piratería informática por parte de los rusos diseñada para influir en las elecciones de 2016, dijo este viernes la consejera de Seguridad Nacional y Contraterrorismo de la Casa Blanca, Lisa Monaco.

“El presidente le ha pedido a la Comunidad de Inteligencia que lleve a cabo una revisión completa de lo que sucedió durante el proceso electoral de 2016, para aprender las lecciones de ese caso y para informarle a una serie de partes interesadas”, dijo en un desayuno de la organización de medios Christian Science Monitor con reporteros.

“Esto es consistente con el trabajo que hicimos durante el verano para involucrar al Congreso en las amenazas que estábamos viendo”.

Monaco dijo que el Gobierno sería consciente de las consecuencias de revelar públicamente los resultados de su revisión. Todos los senadores demócratas del Comité de Inteligencia del Senado le han pedido a Obama que desclasifique la información sobre las acciones de Rusia durante las elecciones.

“Queremos hacerlo de la mejor manera para no revelar fuentes y métodos que impidan nuestra capacidad de identificar y atribuirle las acciones a actores dolosos en el futuro”, dijo Monaco sobre la divulgación.

La revisión debe ser hecha antes de que Donald Trump asuma su cargo el 20 de enero, dijo Monaco.

En respuesta a esta noticia, el gobierno ruso pidió pruebas de su participación, negando las afirmaciones hechas por Estados Unidos.

“También estamos muy interesados en entender de qué acusaron a Rusia”, dijo la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Maria Zakharova.

“Muchas veces el Ministerio de Relaciones Exteriores y el ministro de Relaciones Exteriores, Lavrov, han pedido a los estadounidenses que proporcionen información completa, pero nunca han obtenido respuesta”, dijo.

En julio, se filtraron correos del Comité Demócrata que muestran que algunos de sus funcionarios dieron un trato preferencial a Hillary Clinton. Esos correos hicieron enojar a los simpatizantes de Bernie Sanders durante la Convención Nacional Demócrata y su divulgación llevó a protestas y a la renuncia de la presidenta del Comité Demócrata, Wasserman Schultz.

Cuando se preguntó sobre las consecuencias del ataque, la Casa Blanca dijo que hay “un amplio rango de opciones disponibles para nosotros en el gobierno”.

“Eso incluye sanciones económicas de nuestro Departamento de Tesoro. Eso incluye varias medidas que el Departamento de Justicia ha anunciado y que ha puesto en acción”, dijo el vocero Eric Shultz.

“Estados Unidos no va a escatimar golpes en términos de nuestra respuesta”, dijo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.