Gobernador destaca avances bajo el Fondo de Energía Verde

CATAÑO  – El gobernador Alejandro García Padilla aseguró el viernes, que se ha elevado la eficiencia e impacto económico y social del Fondo de Energía Verde, el principal programa del gobierno para incentivar proyectos privados de producción energética de fuentes renovables.

“Es motivo de gran satisfacción poder comunicarles hoy que nuestra administración, mientras hacía frente a la peor crisis fiscal de la historia moderna de Puerto Rico, elevó la eficiencia y el impacto del Fondo de Energía Verde. Esta es una prueba adicional de que la crisis fiscal que heredamos nunca fue una excusa para dejar de atender las necesidades presentes y futuras del país, sino una razón adicional para trabajar con mayor tesón y ahínco por un país más próspero, justo y sustentable, el que se merece el pueblo puertorriqueño”, destacó el primer mandatario en conferencia de prensa.

Explicó que en Puerto Rico se han creado 6,500 proyectos de energía renovable, la mayoría de los cuales son de iniciativa gubernamental y se han beneficiado de fondos federales, como las plantas de filtración de agua potable y de tratamiento de aguas usadas que cuentan con sistemas de energía fotovoltaica. De hecho, uno de cada cinco proyectos de energía renovable que existe en el país es un sistema nacido de la iniciativa privada, que se ha beneficiado del Fondo de Energía Verde.

García Padilla mencionó que se han completado 1,400 proyectos de producción de energía de fuentes renovables que solicitaron y recibieron el incentivo del fondo; lo que suma una inversión de más de 200 millones de dólares. De esa inversión, el fondo ha aportado o reservado casi 60.5 millones de dólares. Por lo tanto, la inversión privada en los proyectos de energía renovable más que triplica lo que el gobierno ha invertido incentivando estos sistemas.

El 85 por ciento de estos proyectos que se benefician del fondo han sido instalados en residencias privadas o en pequeños y medianos comercios, como los almacenes de las tiendas Me Salvé, ubicados en el municipio de Cataño, donde se instaló un sistema de producción de energía solar a través de paneles fotovoltaicos y desde donde el primer ejecutivo comunicó este importante avance para el sector ambiental y el desarrollo económico del país. De igual forma, a través de este fondo se han incentivados proyectos de energía renovable en escuelas privadas y universidades, en organizaciones sin fines de lucro y en instituciones religiosas.

El Fondo de Energía Verde, creado mediante la Ley 83 de 2010, se nutre de los primeros recaudos por concepto de los arbitrios a los vehículos de motor y está disponible para cualquier sistema de producción de energía de fuentes renovables. Aun cuando esta iniciativa fue conceptualizada y creada bajo la administración anterior a García Padilla, éste aseguró que su gobierno siempre ha apoyado las buenas iniciativas que sirven bien a Puerto Rico, por lo que exhortó al gobernador electo a hacer lo mismo.

“Nunca creímos en la mezquindad de rechazar una buena idea simplemente porque nació bajo otra administración, sea del partido que sea. Las buenas iniciativas no pertenecen a un gobierno en particular, sino que son instrumentos para el bienestar de Puerto Rico. Confiamos que el gobernador electo y su administración actúen con la misma altura. Hay que poner a Puerto Rico y sus necesidades primero. La campaña política terminó y el país está en un momento histórico en el que necesita que sus gobernantes actúen en beneficio del bien común, no de ningún interés político partidista”, aseguró el gobernador.

Asimismo, el primer ejecutivo resaltó la transparencia de los procesos de solicitud y adjudicación de los incentivos provistos por este fondo a través de la creación, en el año 2014, de una nueva plataforma capaz de aguantar la creciente demanda que se ha generado. Estos avances fueron efectuados aun cuando se redujo el dinero asignado al fondo de 25 millones de dólares en el año fiscal 2014-2015 a 15 millones de dólares en el año fiscal 2015-2016, lo que conllevó a que se redujera de igual forma el incentivo que se otorgaba de un 60 por ciento a un 30 por ciento del costo del proyecto. Sin embargo, a pesar de esta reducción, los proyectos de energía renovable incentivados a través del fondo apenas se redujeron 3 por ciento, gracias a las medidas contundentes tomadas por la administración para proteger el fondo de la crisis y al mismo tiempo, fortalecer su impacto económico y social en el país.

Consecuentemente, este es, según el ejecutivo, parte del legado de su administración en la defensa de los recursos naturales y ambientales, el cual debe ser defendido de los intereses económicos y políticos de las próximas administraciones a la par con otros importantes avances como la aprobación del Plan de Uso de Terrenos, la instauración de un plan de manejo para la zona del karso, el establecimiento de normas para la delimitación de la zona marítimo-terrestre, la creación del Bosque Modelo y la adquisición de terrenos de alto valor ecológico, que han permitido que el territorio nacional protegido se duplique.

“Todos estos son logros del pueblo de Puerto Rico; no de mi administración. No hubiese habido Plan de Uso de Terrenos, Plan de Manejo del Karso, Bosque Modelo o un Cañón Dos Bocas convertido en una reserva natural sin una sociedad civil que luchase durante años para que cada uno se materializara. A esa misma sociedad civil la invito a que intervenga en protección de estos logros del pueblo de Puerto Rico. Si la próxima administración cede a los poderosos intereses económicos y políticos que durante años evitaron estos avances, la sociedad civil tiene que dar un paso al frente y defender lo ganado”, concluyó el mandatario.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.