Estudio multidimensional sobre jóvenes revela pesimismo social, optimismo individual y arraigo a los valores de la familia puertorriqueña

PUCPRSAN JUAN  – La juventud tiene una visión compleja del futuro, por un lado, manifiestan pesimismo sobre el futuro del mundo y del país, y sin embargo perciben que en su porvenir habrá éxito personal y profesional, reveló el martes, un estudio de la Pontificia Universidad Católica (PUCPR).

Ellos expresan apatía hacia las instituciones del gobierno, no obstante, desean quedarse en Puerto Rico. También manifiestan estar arraigados a los valores familiares. Estos hallazgos fueron revelados en la más reciente investigación de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR), la cual contó con una muestra de 600 jóvenes de 66 municipios alrededor de la Isla.
Según el doctor Hernán Vera Rodríguez, propulsor del estudio y decano del Colegio de Estudios Graduados en Ciencias de la Conducta y Asuntos de la Comunidad de la PUCPR, entre los hallazgos de este estudio de metodología mixta que entrevistó jóvenes entre las edades de 14 a 30 años, el 98 por ciento de los participantes favorece terminar sus estudios; el 81por ciento percibe que el país estará peor en cinco años, pero ese mismo porciento expresa que, en lo personal, se encontrará mejor social y económicamente en los próximos diez años. Interesantemente, los resultados de los grupos focales apuntan a que la mayoría de los jóvenes tiene intenciones de permanecer en la isla.
“Descubrimos varios hallazgos sorprendentes. Uno pensaría que masivamente iban a decir que se van de Puerto Rico, y los resultados revelan la intención mayoritaria de permanecer en el país. Aunque están conscientes de que la Isla está en una crisis económica y social, los jóvenes entrevistados, se muestran muy optimistas, en torno de tener como prioridad terminar sus estudios. Afirman, además, sentirse seguros de conseguir un trabajo al terminar sus carreras. No obstante, en su mayoría están de acuerdo con que Puerto Rico estará peor en cinco años, y el mundo en general empeorará en la próxima década”, explicó Vera Rodríguez en declaraciones escritas.
Según el investigador, el estudio llamado “La situación de los jóvenes en Puerto Rico: un enfoque multidimensional”, se basó en un extenso cuestionario en el que se les presentaron premisas y los jóvenes revelaron su percepción. Además de un cuestionario, se entrevistaron grupos focales a través de toda la isla. La investigación lanza una mirada profunda a las percepciones de los jóvenes en torno de temas como los valores, el entorno, las relaciones de familia, amistades, parejas, las instituciones de gobierno, la Iglesia, el sistema educativo y las percepciones que ellos tienen sobre el futuro.
La investigación, forma parte de una serie de trabajos investigativos de la PUCPR. Estuvo bajo la dirección del Dr. Vera Rodríguez, quien trabajó junto a su equipo de investigación, la Dra. Ilia Rosario Nieves, Elsie Ruiz Santana y Marlene Cabán Huertas. Esta última es estudiante graduada de Psicología. El estudio trabaja una radiografía demográfica de los jóvenes a través de la recopilación de datos enmarcados en investigaciones realizadas por la Federación Internacional de Universidades Católicas (FIUC), la Organización Internacional de la Juventud y el Instituto de la Juventud del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales de España, así como el Censo, el Registro Demográfico y el Departamento de Salud de Puerto Rico.
El doctor Vera Rodríguez explica “Aunque podamos pensar que los jóvenes de hoy tienen valores contrarios a los de sus padres, no es así. Ellos manifestaron unos valores muy fuertes y tradicionales como lo son que el 80 por ciento cree en el matrimonio, quieren tener dos hijos, el 97 por ciento dice que busca siempre hacer el bien y, para la mayoría, la figura central de respeto en sus vidas es la madre”.
Otro dato contundente que expresan los jóvenes es la falta de fe en las instituciones de gobierno. Un 89 por ciento afirmó que no cree que los políticos busquen lo mejor para el País y un 85 por ciento piensa que el gobierno no aporta a mejorar la calidad de vida de la Isla. Otro 75 por ciento entiende que el Gobierno no es capaz de mantener el orden social. En este renglón revela que las mujeres desconfían más de las instituciones políticas y gubernamentales que los hombres.
En torno de la banca y al sistema económico del País, el 92 por ciento de los jóvenes percibe al sistema económico como “injusto” y más de la mitad (un 58 por ciento) no cree que los bancos ayuden a los jóvenes a establecer nuevos negocios o empresas. El 48 por ciento percibe que las tiendas y el comercio solo buscan endeudarlos.
Aunque se entrevistaron jóvenes de toda la Isla provenientes de escuelas, colegios privados (religiosos y no religiosos), universidades, grupos comunitarios, programas federales que les brindan servicios a jóvenes, entre otros, las premisas de los valores fuertes fueron muy consistentes. El 92 por ciento dijo creer en Dios, y la Iglesia es vista como una de las instituciones de mayor credibilidad, con un 53 por ciento de los participantes que piensa que esta Institución apoya el mejoramiento social.
El 86 por ciento de los jóvenes participantes dijeron estar de acuerdo con la premisa de “Dios es lo más importante en mi vida” y el 83 por ciento dijo que busca ayuda en la oración cuando confronta situaciones difíciles. Un dato curioso en torno de los valores relacionados con la honestidad es que un 74 por ciento de los entrevistados dijeron no estar de acuerdo con conductas como “copiarse en los exámenes”.
Aunque el 80% dice creer en el matrimonio, solo el 60 por ciento de los jóvenes indicó que su pareja no era lo más importante en su vida. El 60 por ciento de los participantes dice que considera las opiniones de su pareja a la hora de tomar decisiones importantes. Un dato de este segmento del estudio establece que en la medida en que van entrando en edad, los jóvenes comienzan a considerar relaciones de pareja más estables.
En torno de la percepción de los jóvenes sobre los amigos, el estudio reveló que el 90 por ciento de los jóvenes piensa que es importante tener personas en quien confiar que estén fuera del núcleo familiar y el 87 por ciento dijo no tomar en cuenta el nivel económico al escoger a sus amigos. El 89 por ciento entiende que los amigos son una buena influencia y el (52 por ciento) considera las opiniones de sus amigos al tomar decisiones importantes.
Cuatro investigadores y tres asistentes de investigación, visitaron todas las regiones de la Isla, mayormente escuelas públicas y privadas así como universidades y grupos comunitarios. Se les administró un cuestionario a 600 jóvenes entre las edades de 14 a 30 años de 66 municipios. Los investigadores les plantearon varias premisas en torno de los valores, el entorno y el futuro. Los encuestados contestaron en lo que se conoce como la Escala Likert (totalmente de acuerdo, de acuerdo, en desacuerdo y totalmente en desacuerdo). Numéricamente se representa del 1 al 4 siendo el 1 totalmente desacuerdo y el cuatro totalmente de acuerdo. También se establecieron siete grupos focales con jóvenes de ambos géneros y se hicieron entrevistas privadas a los participantes. Los grupos eran de 10 a 12 jóvenes divididos por edades: 14 a 21 años y 22 a 30.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.