Alegan que el alcalde de Toa Baja se pagó liquidación de 80 mil dólares

SAN JUAN – El representante legal de los empleados del municipio de Toa Baja, Cesar Rosado, alegó el viernes que el saliente alcalde, Jorge Ortíz supuestamente cobró alrededor de 80 mil dólares por concepto de liquidación el pasado 25 de octubre.

“La información que tenemos es que ya la cobró. Porque si uno emite un cheque sin fondo es ilegal. Así que lo emitió, lo cobró”, alegó Rosado en entrevista radial (Wapa Radio).

“Aquí el actual alcalde se liquidó, el director de Finanzas se adelantó su cheque y el pasado alcalde (Aníbal Vega Borges) también le liquidaron cuando se fue a ser comisionado electoral (del Partido Nuevo Progresista), pero para los empleados no hay chavos”, sentenció.

La información vertida por el abogado coincide con el planteamiento del representante Pedro Julio “Pellé” Santiago de que los empleados del municipio de Toa Baja podrán cobrar entre el viernes y el sábado, la quincena y el bono de Navidad, luego de que el Banco Gubernamental de Fomento y el Departamento de Hacienda, liberaran unos fondos para el desembolso.

“El cheque debe depositarse hoy y entiendo que el bono deben poderlo recibir el sábado y la nómina esta misma tarde”, dijo Pellé Santiago en entrevista radial (WKAQ).

La situación económica en el municipio de Toa Baja ha provocado diversos problemas para el pago de nóminas de sus empleados.

Inclusive, el director de Finanzas del Ayuntamiento, Víctor Cruz Quintero- quien se fue de vacaciones en medio del proceso de transición sin entregar la información a la administración entrante- admitió que utilizó fondos federales del programa de Vivienda para pagar la nómina de empleados. Recientemente, las autoridades federales allanaron la Casa Alcaldía. Además, el Servicio Federal de Rentas Internas (IRS), congeló las cuentas por supuesta falta de pago al seguro social.

Previo a sus vacaciones, Cruz Quintero firmó su propio cheque por una cantidad de tres mil seiscientos dólares y el de su esposa, Lourdes del Valle González, empleada del Departamento de Planificación, por mil seiscientos dólares, a pesar de que no hubo dinero para el pago de la nómina para el resto de los empleados.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.