90 armas de fuego ilegales incautadas en operativo

SAN JUAN  – Luego de un año de intenso de trabajo de inteligencia, el superintendente de la Policía de Puerto Rico, José Luis Caldero López informó el jueves, sobre la incautación de 90 armas ilegales, producto de transacciones con agentes encubiertos en las áreas policiacas de Arecibo, Ponce, Caguas y Guayama.

En este operativo de armas ilegales 74 personas fueron arrestadas tras diligenciarse órdenes de arresto, en total se radicaron 445 denuncias.

“Se trata del tercer operativo de armas ilegales más grande en la historia de la Policía de Puerto Rico. El 11 de enero de 2016 anunciamos la incautación de 126 y en esta ocasión y gracias a la encomiable labor de agentes y del Negociado de Drogas, Narcóticos, Control del Vicio y Armas Ilegales de la Superintendencia Auxiliar en Investigaciones Criminales (SAIC), se han ocupado 59 rifles de alto poder como AK-47, rifles 223, 30 pistolas y un revólver”, expresó Caldero López en conferencia de prensa en el Cuartel General.

En la operación participó el SWAT, helicópteros de FURA, División de Operaciones Tácticas, Negociado de Vehículos Hurtados y agentes del Negociado de Drogas y Armas. Al menos 50 vehículos fueron confiscados producto de las transacciones. También se ocuparon 1,700 municiones de diferentes calibres y 120 cargadores.

“Durante todo un año los agentes encubiertos se adentraron en organizaciones criminales para adquirir las armas ilegales. Su incautación representa un gran impacto en la lucha contra el tráfico de armas, pues cabe señalar que Puerto Rico tiene una de las leyes de armas más estrictas a nivel de toda la nación americana y ya no existe probatoria para aquella persona que salga convicta, por lo que tendrán que cumplir cárcel”, añadió el jefe de la Policía.

Destacó que, un maestro de un colegio privado en Guayama está entre los arrestados, así como una enfermera, la hija de un comerciante y un empleado municipal del área de Caguas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.