Tony Soto no descarta eliminar la crudita

tony-sotoSAN JUAN – El designado presidente de Comisión de Hacienda en la Cámara de Representantes, Antonio “Tony” Soto no descartó el martes eliminar los impuestos al combustible, conocidos como las “cruditas” como parte de un proceso de análisis de las tasas contributivas impuestas por esta administración, según dijo.

“Crudita uno y crudita dos… Esa legislación se estableció con un propósito definido y fue que iban a establecer un impuesto para poder lograr hacer una emisión de bonos. Nunca se hizo, pero ese dinero se supone que se hubiese ido guardando y evidentemente hay qué verificar ese dinero; si existe, si no existe… Una de las cosas que tenemos que ver es que ya que no fue comprometido con una emisión de bonos, si es necesario mantener esa contribución o no y evidentemente ese va a hacer uno de los primeros esfuerzos que vamos a estar realizando”, dijo Soto en entrevista radial (NotiUno).

“Es muy probable que se pueda derogar y nosotros estamos trabajando en esa vía”, aseguró.

La actual administración de Alejandro García Padilla aumentó el mencionado impuesto al petróleo crudo y sus derivados a 15 dólares con 50 centavos por barril para tomar una emisión de bonos de más de 2 mil millones de dólares para proveerle solvencia al Banco Gubernamental de Fomento (BGF). Según Soto, dicho impuesto representa un aumento de ocho centavos en la bomba para los consumidores.

Entretanto, el legislador señaló que “Puerto Rico tiene grandes retos. Tenemos situaciones bien difíciles, pero a la misma manera nos presenta un sinnúmero de oportunidades y yo los tengo bien definidos”.

Indicó que la situación actual presenta la oportunidad de presentar un presupuesto balanceado utilizando un mecanismo para preparar el presupuesto de Puerto Rico de base cero; la posibilidad de reducir el gobierno a un punto óptimo; recuperar la credibilidad de Puerto Rico ante los mercados de capital; la posibilidad de negociar con los acreedores y reestructurar las deudas y poner sobre la mesa todas las tasas contributivas y buscar balancearlas para que sean más equitativas.

Asimismo, dijo que legislarían para darle continuidad a la reforma contributiva que se implantó bajo la administración de Luis Fortuño que eximía del pago de contribuciones a empleados que ganaran 20 mil dólares o menos y que en una segunda fase se eximiría a los que devengaran 40 mil dólares o menos. “En la medida en que la situación de Puerto Rico nos permita retomar esa misma línea de trabajo y de política pública, lo vamos a estar haciendo”, sostuvo.

Escrito por Gabriel Orlando Santos Ortega
Martes, 15 Noviembre 2016 07:07
Visto: 7
Categoría: Noticias
SAN JUAN (CyberNews) – El designado presidente de Comisión de Hacienda en la Cámara de Representantes, Antonio “Tony” Soto no descartó el martes eliminar los impuestos al combustible, conocidos como las “cruditas” como parte de un proceso de análisis de las tasas contributivas impuestas por esta administración, según dijo.

“Crudita uno y crudita dos… Esa legislación se estableció con un propósito definido y fue que iban a establecer un impuesto para poder lograr hacer una emisión de bonos. Nunca se hizo, pero ese dinero se supone que se hubiese ido guardando y evidentemente hay qué verificar ese dinero; si existe, si no existe… Una de las cosas que tenemos que ver es que ya que no fue comprometido con una emisión de bonos, si es necesario mantener esa contribución o no y evidentemente ese va a hacer uno de los primeros esfuerzos que vamos a estar realizando”, dijo Soto en entrevista radial (NotiUno).

“Es muy probable que se pueda derogar y nosotros estamos trabajando en esa vía”, aseguró.

La actual administración de Alejandro García Padilla aumentó el mencionado impuesto al petróleo crudo y sus derivados a 15 dólares con 50 centavos por barril para tomar una emisión de bonos de más de 2 mil millones de dólares para proveerle solvencia al Banco Gubernamental de Fomento (BGF). Según Soto, dicho impuesto representa un aumento de ocho centavos en la bomba para los consumidores.

Entretanto, el legislador señaló que “Puerto Rico tiene grandes retos. Tenemos situaciones bien difíciles, pero a la misma manera nos presenta un sinnúmero de oportunidades y yo los tengo bien definidos”.

Indicó que la situación actual presenta la oportunidad de presentar un presupuesto balanceado utilizando un mecanismo para preparar el presupuesto de Puerto Rico de base cero; la posibilidad de reducir el gobierno a un punto óptimo; recuperar la credibilidad de Puerto Rico ante los mercados de capital; la posibilidad de negociar con los acreedores y reestructurar las deudas y poner sobre la mesa todas las tasas contributivas y buscar balancearlas para que sean más equitativas.

Asimismo, dijo que legislarían para darle continuidad a la reforma contributiva que se implantó bajo la administración de Luis Fortuño que eximía del pago de contribuciones a empleados que ganaran 20 mil dólares o menos y que en una segunda fase se eximiría a los que devengaran 40 mil dólares o menos. “En la medida en que la situación de Puerto Rico nos permita retomar esa misma línea de trabajo y de política pública, lo vamos a estar haciendo”, sostuvo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.