Resumen del estado del tiempo para Puerto Rico del miércoles, 23 de noviembre de 2016.

SAN JUAN – El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) pronosticó que nubosidad a través de la región continuará disminuyendo el miércoles a medida que la zona frontal y humedad asociada se disipen y una alta presión al norte de la región se desarrolle.

SNMSin embargo, los efectos locales y diurnos resultarán en aguaceros en la tarde y posibles tronadas aisladas a través de porciones del interior y oeste de Puerto Rico. Se espera una mejoría el jueves y durante el resto de la semana a medida que prevalezca aire un poco más seco y un flujo de viento del noreste.

Debido a suelos saturados, cualquier lluvia fuerte adicional probablemente resultará en inundaciones urbanas y de riachuelos así como en aumentos súbitos a lo largo de ríos y riachuelos. Deslizamientos de lodo y roca son posibles en áreas de terreno empinado.

A través de las aguas costeras, los navegantes podrían esperar oleaje de hasta siete pies y vientos del noreste hasta 15 nudos. Una advertencia para los operadores de embarcaciones pequeñas está en efecto para algunas de las aguas locales.

Un riesgo alto de corrientes submarinas está pronosticado para las playas del Atlántico de Puerto Rico y Culebra.

Cielo mayormente nublado se tornó variablemente nublado temprano en la mañana a medida que nubes medias a altas continuaron disminuyendo a través de la región. Aguaceros pasajeros continuaron moviéndose hacia el oeste suroeste a través de las aguas costeras y algunos estaban alcanzando los sectores costeros del norte y este de Puerto Rico.

Hasta el momento, las lluvias más fuertes estaban ocurriendo en y alrededor de Fajardo, Luquillo y Río Grande. El radar Doppler estimó la cantidad de lluvia entre media pulgada a una pulgada por hora. Las temperaturas mínimas temprano en la mañana estuvieron entre los bajos a medios 70 grados a lo largo de las áreas costeras.

Deje un comentario